Archive for the Category » Lugares «

El Cristo de los Gascones

      Iglesia de San Justo en Segovia

           Quizá sea una de las iglesias más antiguas de Segovia, edificada sobre los restos de una antigua ermita, pero poco más se sabe. Su origen no puede situarse antes de 1088, fecha de la conquista de Segovia: La disgregación califal del año 1010 en diversas Taifas o reino, sirvió para que el empuje de los Reinos del Norte rebasaran el río Duero y establecieran la frontera en el Tajo, con la conquista de Toledo en 1086.

          ¿Qué encontraron los nuevos conquistadores de Segovia en el final del siglo XI?. Poco se sabe porque las fuentes históricas apenas citan nada. Salvo de la existencia del acueducto poco más se sabe. Sin embargo, la torre de San Justo y la singular edificación romana van unidas, porque entre sus arcadas siempre aparece la torre, cuando se le fotografía desde la plaza del Azoguejo.

                              La leyenda del Cristo de los Gascones

           La falta de fuentes hace quedar todo en el lado de la leyenda. La talla del Cristo es románica, y procede al parecer de Francia. La llegada a la iglesia de San Justo pudo efectuarse durante o a partir del siglo XII. La peculiaridad es que es una talla articulada, probablemente para efectuarse con él algún tipo de drama o escenificación. La singularidad es tanta, como para llamar la atención del eminente profesor salmantino Fernando R. de la Flor, uno de los mayores investigadores del Barroco español, y experto en iconología e imaginería.

         En su libro “De Cristo”,  dedicado a explorar las imágenes más significativas del arte “crístico” español, dedica varias páginas a intentar explicar el significado de esta insólita imagen.  “La presumible manejabilidad ritual de los cristos crucificados nos hace entrever un rico universo de prácticas que provienen del mundo medieval”(1).

          “El <<muñeco>> crístico sería pues <<accionado>>, o, mejor, activado en el interior de un desarrollo narrativo den los Autos de la Pasión, y también en todo tipo de <<misterios>> representados, de los que no daremos aquí noticia, excepto para recordar un caso muy particular y notable: el del <<Cristo de los Gascones>>. Misterio sacro, entonces, donde todo un títere divino, completamente articulado, revivía o, mejor, resucitaba después de la Crucifixión, ejecutando incluso pasos de un rudimentario baile”**.

         Todo es antiguo, misterioso y lleno de leyenda en la iglesia de San Justo.

Notas: * y ** De Cristo, Fernando R. de la Flor.

http://www.cofradiacristodelosgascones.es/

Category: Lugares  Comments off

Trekking por el Valle del Annapurna. Nepal.

Este año hemos podido disfrutar de un nuevo viaje lleno de magia. Se trata de Nepal, el país que alberga los grandes gigantes del mundo en su cordillera del Himalaya. Además de visitar las dos principales ciudades, que os mostraré en las próximas entradas, hicimos un recorrido por el Valle del Annapurna, en el que pudimos divisar algunos de los 8 miles Hilamaya, así como adentrarnos en las aldeas y senderos de este recóndito lugar.

Os dejo con las imágenes de este impresionante trekking y unos fragmentos que extraigo de mi diario de viaje.

Domingo, 14 de abril. Llegamos al poblado de Bandipur, tras un largo trayecto en bus desde la capital. Los nepalíes se encuentran en plena celebración del año nuevo, ¡el 2076! Es por ello que nos encontramos esta aldea, la mayor de las que atravesaremos, con una gran afluencia de lugareños que preparan sus fiestas. La estrecha carretera de montaña está completamente colapsada por lo que emprendemos la marcha caminando entre cientos de vehículos y personas. Bandipur es una bellísima aldea de pequeñas casas y hoteles, bastante turística, punto de partida de muchos que como nosotros, se disponen a divisar algunos de los 8 miles de esta zona del Himalaya. Nos alojamos en un hotel de vigas de madera y techos muy bajos, con mucho encanto, desde cuya ventana observamos el trasiego de la calle principal, que transcurre entre chaparrones, cánticos y ofrendas.

Lunes 15 de Abril. Caminamos unas 6 horas que transcurren bajo el monzón, una incesante lluvia que parece no tener fin, que en un momento nos hace resguardarnos en casa de una familia, la cual nos ofrece té caliente a módico precio. El camino se va plagando de sanguijuelas y acabamos todo el grupo llenos de estos asquerosos bichos, lo que se convertirá sin duda en uno de los días más recordados de este viaje, con grandes momentos de risas nerviosas y la sensación de estar en mitad de una gran aventura. Pasamos en nuestro recorrido por el conocido Campo Australiano, un pequeño lugar donde comer, hacer noche en tienda de campaña o abastecerse de alimentos. Ya de noche, y atravesando caminos convertidos en ríos, conseguimos llegar a Landruk, una pequeñísima y modesta aldea. Completamente empapados y con la aventura de las sanguijuelas, nos dejamos dormir en unos camastros que supieron a paraíso.

Martes 16 de Abril. Amanezco bajo la imponente figura del Annapurna Sur, que va recibiendo sus primeros rayos de sol en la cima, haciendo brillar sus nieves perpetuas, saliendo de las sombras con toda la majestuosidad que una montaña de 8 mil metros puede tener. Esta ansiada escena se hace por fin realidad, se graba en nuestras retinas y teléfonos móviles llenos de selfies y fotos para el recuerdo, en medio de una gran algarabia. Emprendemos la marcha hacia una aldea situada en la vertiente opuesta del valle, Ghandruk. Las dimensiones de este valle son simplemente impresionantes, vamos descendiendo hasta sus profundidades para remontar una senda de escalones de piedra de unos mil metros de desnivel. Nos acompañan en el camino los porteadores, algunos originarios del pueblo sherpa, que hacen un esfuerzo descomunal por acarrear con nuestros miles de enseres. Por esta senda vertical nos vamos encontrando con pequeñas casas y sus habitantes, y nosotros, observadores de sus escenas cotidianas, de sus quehaceres, allí en aquel valle inmenso de tan remoto país. Las mujeres de este valle realizan cualquier tipo de oficio, incluso el de porteador, no importando su edad avanzada ni la dureza del trabajo, lo llevan a cabo con una naturalidad asombrosa y una sonrisa en sus rostros.

A la tarde ya, en nuestro alojamiento, comienza una tormenta. Las nubes se arremolinan en torno a los Annapurnas y se vuelven de una oscuridad tenebrosa. Los truenos caen sobre nosotros como auténticas explosiones, jamas escuché un cielo rugir de esa manera. De repente un boom enorme y humo, acaba de caer un rayo. Nos quedamos sin luz. Escribo emocionada a la luz del frontal, el espectáculo de la naturaleza es indescriptible.

Martes 17 de Abril. Último día de trekking, se nota que llevamos menos fuerza, algunos van con problemas de estómago, pero afortunadamente la ruta transcurre en descenso. Las montañas amanecen muy cubiertas pero a lo largo de la mañana se van disolviendo y comienzan a asomar las cumbres del Annapurna Sur, Annapurna I y Cola de Pez, el más pintoresco de todos por su cumbre escarpada y retorcida. Nos explican que el gobierno ha prohibido su ascenso por el número de muertes que se producían. Nuevamente, nos encontramos inmersos en la vida del valle, en el trasiego de sus habitantes, los animales campando a sus anchas, los niños que corren a nuestro lado por si reciben caramelos o chocolate de alguno de nosotros. Por fin llegamos al pueblo de Najapul, situado a la orilla del río en lo profundo del Valle, con mucha más vida que las diminutas aldeas que venimos transitando, en el que corremos a pedir unas cervezas Namaste, con las que brindar, no sin pena, por el fin de nuestro trekking que aquí acaba.

Category: Lugares  Comments off

Pandaroll

Es un restaurante con ambiente familiar en donde se sirve comida oriental en términos generales. El Panda Roll se parece más a un restaurante tradicional de comida asiática de los que han sido renovados recientemente para diferenciarse de los numerosos restaurantes de comida china que hay en la ciudad.

El sazón es bueno, pero se nota que les hace falta práctica. Sabemos que el caldo del ramen lleva una preparación muy determinada, y posiblemente a los cocineros les hace falta perfeccionar su método. Pedí el ramen de la casa, el cual tenía muchos vegetales y anillos de calamar debosado. El plato es grande y está bien servido, aunque la cantidad de germinado de soya era excesiva, lo cual me impdió saborear los fideos plenamente.

Vamos a decir que es un buen lugar para ir en familia o con amigos; una de esas ocasiones en las que lo que más importa es el momento.

Ilustración: Facebook.

Category: Lugares  Comments off

Brandy de Jerez, la bebida de los heroes

El Brandy de Jerez surge como muchas de las grandes cosas por el ingenio de unos y por la casualidad

Category: Lugares  Comments off