¿Cómo financiar un viaje largo? La pregunta del millón, la respuesta de un viajero

Muchas son las dudas con respecto a este gran tema. Viajar y los gastos que eso implica. Hay tantas maneras de viajar como tipos de viajeros. Todo depende de uno, de la creatividad que tengamos para evitar algunos gastos y especialmente si estamos dispuestos a sortear algunos desafíos.

Empecemos por donde corresponde. Más importante que saber cuanta plata vamos a necesitar es saber si realmente estamos decididos a dejar todas nuestras cosas: las materiales, las emocionales o laborales por algún tiempo. Lo dice la canción “Nada es para siempre” y bajo esa premisa uno sabe que abandonar todo lo que tenemos es solo pasajero. Una vez un amigo me dijo. Lo más difícil no es viajar, sino partir. Y tenía mucha razón. Pero que bien se siente uno cuando se anima, no? Bueno, ahora pasemos a la segunda parte, la que considero menos importante: el dinero.

Los 3 gastos principales en un viaje son: Transporte + Alojamiento + Comida. Vayamos uno por uno para ver como podemos reducir estos gastos a lo mínimo posible.

Kirguistán

Transporte: Viajando a dedo por Mongolia. 

Kirguistán

Alojamiento: Durmiendo con una familia nómada en Kirguistán, Asia Central.

Bazar

Comida: Los bazares de Asia Central, el lugar ideal para ir por comida buena y con bajos precios

Irak

Por los mercados del Kurdistán Irakí

Transporte: parece obvio que si vivís por ejemplo en Sudamércia y queres viajar a Europa o África, haya que tomarse un avión y eso es costo para cualquiera. Pero, recordá que estamos hablando de un viaje de varios meses o 1 año y entonces esos parámetros se modifican. Viajando a dedo, algo muy utilizado en el mundo, no desde ahora, sino desde hace mucho tiempo, podes salir desde Argentina y llegar a Recife, en la costa de Brasil. Desde ahí hay barcos a Senegal, Ghana o Benin en los cuales podrías trabajar a cambio del hospedaje y la comida. Ese viaje dura un poco menos de tres semanas. ¿Qué se necesita para hacer ese tipo de aventura? Solamente un poco de coraje, pero habrás llegado a otro continente sin gastar un solo dólar. Cuando llegues a Marruecos podes cruzar a España y tendrás Europa a tus pies para recorrerla. Tene en cuenta que hay muchas ofertas de vuelos y en ciertos momentos cruzar en ferry puede ser más caro que en avión. Conocí viajeros que pagaron 27 euros por un viaje de ida y vuelta en avión desde España.

En caso de que quieras tomar un avión y aterrizar directamente en Asia, podes usar los buscadores de vuelos como http://www.bravofly.com o http://www.skyscanner.net y seguro encontrarás una buena oferta En octubre de 2014 muy poco antes de que saliera de viaje habían vuelos a Malasia por 10.500 pesos. Me refiero que llegando fin de año aparecen muy buenas ofertas para viajar al Sudeste Asiático. Si no tenes apuro en salir podes planificar el viaje para ese momento. Qatar y Turkish Airlines son dos excelentes opciones para tener en cuenta.

mongolia

A veces viajar a dedo requiere mucha paciencia y esperas largas como fue por Mongolia (26 hs!!!)

Kirguistán

Mochila al hombro por las rutas de Asia Central y en menos de 10 minutos estarás arriba de un auto.

Si hay un destino en el mundo que se presta para viajar a dedo es el continente asiático. Hablo en primera persona y las pruebas están al haber unido Malasia con Uzbekistán de esta manera. Pero viajar haciendo dedo va más allá de ahorrarte el transporte. Es una de las mejores maneras de conocer la cultura de un país, de hacer amigos y tener encuentros que pueden llegar a un final inesperado. Por ejemplo que te inviten a su casa a dormir o que inclusive te regalen cosas cuando termina el recorrido compartido. Solo nombro tres ejemplos concretos. En Camboya viajaba a dedo con un canadiense y un bus coche-cama que venía vacío nos llevo hasta Siam Reap más de 100 km. Viajamos acostados y con wifi! En Tailandia una familia nos regalo 15 dólares para que pudiéramos continuar viaje y en Birmania mientras esperaba en la ruta, un empresario se detuvo en su BMW, llamó a un taxista y le dio dinero para que me llevara los 80 km que faltaban recorrer hasta la frontera. Con el tiempo aprendí a no rechazar estos signos de hospitalidad porque todos ellos quieren ser de alguna manera parte de tu viaje.

Alojamiento: una de las primeras opciones puede ser utilizando el sistema de intercambio de CouchSurfing. En este link explico más detallado como funciona

 http://unviajerocurioso.com/consejos-viajeros/que-es-couchsurfing/

Muy difundido en Europa en sus inicios pero hoy está en todo el mundo, hasta en Kabul, Afganistán ha llegado. Si bien no hay que pagar por el alojamiento, en realidad el concepto es tener la posibilidad de conocer más de cerca un lugar con algún ciudadano local.

couchsurfing

Cena de CS en Mardín, Turquía

Camping, Siberia

Si llevás carpa vas a poder dormir donde quieras. Acá en el Lago Baikal, Siberia

Khiva, Uzbekistán

Hospedado en el Orient Star Hotel de Khiva a través del blog.

Generando ingresos: El ser humano por defecto suele pensar que los demás la tienen más fácil. Caemos a veces en esa idea, pero es un error enorme pensar así. Todos tenemos habilidades para aplicar mientras viajamos. El que es músico puede viajar con su guitarra y dar shows en los hostels a cambio de hospedaje, el que es diseñador gráfico puede armar web para los hoteles o agencias de viaje. Tal vez tu habilidad sea el teatro callejero, armar artesanías, pintar, o… tal vez la tengas escondida y la descubras viajando. Ante la NECESIDAD es cuando nace la CREATIVIDAD. Hace unos años cuando publicaba los viajes en revistas de viaje no había tenido en cuenta la posibilidad de dar un curso de fotografía online enfocado a viajeros. Fue así como nació la idea de autofinanciar los recorridos largos. La oficina se convirtió en una playa, en la cama del hostel o en la mesa de un bar y el único requisito es tener conexión a wifi. Si queres tener una idea de cómo funciona acá te dejo el link. http://unviajerocurioso.com/curso-online-de-fotografia/

fotografía

Curso online de fotografía de viajes

Otra idea que podes aplicar durante el viaje para generar ingresos y poder pagar el alojamiento es ir imprimiendo postales de los destinos que vas visitando. O bien imprimir de tus país antes de salir. A todos les intriga saber de donde viene uno y como se vive “del otro lado”. Al principio puede ser que te de un poco de vergüenza ponerte en la calle, mezclarte con la gente en los mercados y vender tus postales. Pero si vences ese miedo la recompensa será enorme. Más allá del dinero que puedas ganar para pagar una o muchas noches de hostel, habrás tenido la oportunidad de encontrarte con los locales y otros viajeros e intercambiar experiencias.

Kit para vender postales y no fracasar en el intento:

-Mucha cantidad de postales y variedad (retratos, paisajes, fotos de atardecer, de primeros planos, de distintos tipos de arquitectura, etc).

– La bandera de tu país: a la gente le gusta y necesita saber de donde venimos.

-Un mapa grande del recorrido que estás haciendo y de tus otros viajes (año por año)

-Usar una remera con el logo de tu blog (si tenés uno) o con un diseño llamativo.

-Si tenes la camiseta de fútbol de tu país, USALA.

-Alguna mochila: aunque sea pequeña. Quien la vea la asocia con un viaje.

-Una manta de color donde poner tus postales.

FUNDAMENTAL: un cartel en el idioma local de que estás viajando por el mundo y aclarar que las postales son a donación (a voluntad). Ellos le ponen el precio. Rinde más que poner un valor fijo por cada unidad.

-Un sombrero o gorra para que dejen su donación.

-Tarjetas personales para que te contacten.

-Siempre recibir a la gente con una SONRISA.

Moscú

Mapa grande de los recorridos y venta de postales en Moscú junto a Lucas y Ludmila, otros viajeros argentinos

Consejo: no imprimas más de 250 postales si no queres cargar con mucho peso. Cuando veas que se te acaba el stock lo repones. En mi caso re imprimí en China que era muy barato y las vendí en Japón. La diferencia fue enorme!

Utilicé esta forma de generar ingresos en países como Malasia, Japón, Rusia, Singapur y siempre funcionó. Tene en cuenta que no es lo mismo vender en India que en los países que te nombré. Es muy importante saber el valor de la moneda de cada lugar y cual es la más fuerte. No tiene porque ser postales. Como bien dije antes, pueden ser otras opciones como cuadernos artesanales o pinturas. Aprovechá las zonas turísticas cuando es fin de semana! Y si hay playas mejor todavía.

Kyoto, Japón

Vendiendo postales por las calles de Kyoto

Malasia

Vendiendo postales viajeras por las calles de Melaka, Malasia

pintura

A veces llevo las acuarelas y pinto, pero requiere más tiempo que imprimir las postales de viaje

Comida: Los dos primeros puntos (transporte y alojamiento) pueden reducirse a gasto cero con un poco de estrategia y paciencia, pero en cuanto a la comida, obviamente no. Hay muchas maneras de comer cuando viajamos. Si vas a los bares o restaurantes que están en la avenida principal siempre los precios serán mayores. Lo mismo que comer dentro del hotel o en el casco histórico de una ciudad. En Khiva, Uzbekistán, un plato de plov (arroz con verduras) costaba tres veces menos si caminabas 200 metros y te sentabas en un restaurante para locales afuera de la zona amurallada. Pero la comida era la misma. Comprar en los bazares o mercados grandes y cocinarte en el hostel siempre es una opción económica. Pero.. ¿Qué pasa en lugares como Japón o Singapur donde los precios pueden asustar al bolsillo del viajero? Algo de verdad hay pero también es un mito. En algunos supermercados de Tokyo después de las 18 hs los precios de algunas comidas son más baratas. Había lácteos por 1 dólar o snacks a base de arroz cubiertos con algas de pescado por 1 dólar también. Claro que si tu capricho es comer una sandía, vas a tener que desembolsar unos 20 dólares ya que la fruta en Japón es cara de por si porque es un buen signo ofrecerla como regalo.

uzbekistán

A veces los conductores te regalan comida, como sucedía a menudo por Uzbekistán. Y en este caso vale medio dólar.

En Singapur la pareja que me hospedó me enseñó unos comedores públicos que por menos de 2 dólares podías pedir un plato con bebida y postre incluído. Si viajás por Europa y estás dispuesto a tomar agua en vez de gaseosas siempre vas a podes rellenar tu botella para cuando estés paseando por la ciudad o haciendo algún treking. Bueno, espero que este post te haya ayudado a planificar tu próximo viaje. Si tenes más ideas compartilas en los comentarios. Gracias!

Podes solicitar tu ejemplar UN VIAJERO CURIOSO enviando un mensaje a estebanmazzoncini@gmail.com Hay envíos a todo el mundo!

LIBRO

Un viajero curioso, relatos alrededor del mundo cuenta vivencias en 20 años de viaje

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.