¿Cómo planear un viaje?

 

 

Muchas veces los amigos y conocidos me preguntan dónde he obtenido tal oferta de alojamiento, qué guía turística he usado, cómo he conseguido viajar tan barato… y me he dado cuenta de que lo que para mí es habitual puede no ser tan conocido para otras personas. Así que os voy a dar unas pautas de los pasos que sigo a la hora de organizar un viaje, la información de cabecera a la que suelo acudir, recomendaciones basadas en mi experiencia, así como mis truquillos, esperando que os sean de ayuda.

 

  1. ¿A dónde quiero viajar?

 

Lo primero, claro está, es decidir el destino. Todos tenemos algún lugar en mente al que nos gustaría viajar en nuestras próximas vacaciones. Pero además, necesitaremos saber si el presupuesto que tenemos es suficiente y si la época del año es adecuada, pues un calor agobiante o una lluvia persistente pueden amargarnos un viaje. Por ejemplo, estoy deseando ir a Nueva Zelanda, pero hoy por hoy mi bolsillo no se lo puede permitir, y tengo inmensas ganas de conocer Escocia, pero mis vacaciones suelen ser en invierno y es un destino que considero disfrutaré mucho más en estaciones más cálidas.

mapa viajero

Si no tenemos suficientes ideas o estamos confusos, podemos acercarnos a una agencia de viajes para que nos sugieran lugares o ver si hay alguna oferta (sobre agencias de viaje no puedo recomendaros ninguna, lo ideal es visitar varias y comparar, además de que dentro de cada agencia de viajes influye mucho la persona que te atienda) mirar blogs de viajes como éste, consultar ofertas en Internet, ver el canal Viajar… 😉

Para los indecisos, que prefieren que alguien decida por ellos, y también para los aventureros, les sugiero algo novedoso, que he conocido últimamente: Waynabox. Se trata de pasar un fin de semana en un destino europeo al azar (los lugares los van cambiando) que tú desconoces hasta unos días previos al viaje. El coste es de 150€ por persona e incluye vuelo desde Madrid o Barcelona y estancia de dos noches. ¿Te atreves? ¡Yo estoy deseando probarlo!

 

2. ¿Qué transportes necesito?

 

Una vez decidido el lugar de destino, deberemos informarnos de los medios de transporte necesarios.

Si no tengo claro qué compañías aéreas vuelan a un determinado lugar, mi primer paso es siempre utilizar Skyscanner Se trata de un buscador de vuelos que, introduciendo el lugar de origen y el de destino te hace todas las combinaciones posibles que tienes pIMG_20150206_104712ara ese trayecto, así como las diferentes compañías que vuelan al lugar y te ofrece los precios de los diferentes buscadores. Es muy útil para formarse una primera idea.
Hay cientos de compañías aéreas hoy en día, no te quedes sólo con las españolas, pues a veces se obtienen grandes precios con las compañías nacionales del país al que vayas a viajar.

El segundo paso es siempre acudir a las propias compañías de vuelo, para verificar que la información obtenida es cierta. Además, a veces se obtienen mejores precios o puede ocurrir que en las propias páginas web cuenten con mejores ofertas concretas para ese día y vuelo.

Una vez que tengas localizada la compañía con la que volarás, comprueba si tienen alguna tarjeta de viajero frecuente, como ocurre con la tarjeta Iberia Plus o el Programa Punto de Vueling, quizá puedas arañar algún descuento.

Deberás tener en cuenta también el transporte desde el aeropuerto, pues a veces en las ciudades grandes como París o Londres el aeropuerto, sobre todo si viajas con compañías low-cost, está a una gran distancia de la ciudad. Es mejor llevarlo siempre organizado, pues hay aeropuertos inmensos y caóticos, o hay múltiples opciones y no sabemos cual elegir; así evitaremos ponernos nerviosos al llegar, sobre IMG_20150325_160515todo si no se domina el idioma. Para informarse de ello, se pueden consultar páginas de turismo del lugar de destino, guías, foros… Estos son muy útiles, pues las experiencias de otros muchos viajeros siempre son muy enriquecedoras. Uno que a mí particularmente me gusta mucho por la gran información que se maneja es Los Viajeros.

Si vais a alquilar un coche es muy recomendable que lo llevéis ya reservado desde España, sobre todo si es temporada alta (junio-septiembre) pues sino podéis encontraros con que no haya disponibilidad (a mí me ocurrió en un viaje a Tenerife y no os quiero ni contar el mal rato) problemas idiomáticos en el mostrador, etc. Además, se suelen obtener mejores precios on-line que directamente en las oficinas. A veces al final del proceso de reserva de un vuelo te ofrece la posibilidad de reservar un coche de alquiler, puede ser una buena idea.

IMG-20151123-WA0011

Lo ideal sería ver qué agencias operan en el lugar de destino y realizar una comparativa. Hay muchas páginas a tal efecto, una de las más conocidas es Pepecar (me declaro fan de los Pepes!) que ofrecen coches a buen precio. Y también hay infinidad de compañías, pero alguna de las más conocidas son: Europcar, Hertz, Avis, Budget

También es muy útil que verifiques si puedes utilizar puntos para obtener un descuento si perteneces a programas como Travelclub o Iberia Plus, si tienes alguna ventaja a través de tu empresa, de tu banco…; yo los he utilizado en diferentes ocasiones y me he llevado beneficios muy apañados.

¡Y cuidadín con según qué compañías de alquiler low-cost, mejor informaros bien de las opiniones de las agencias desconocidas, y ojo también con las franquicias!

 

3. ¿Dónde me voy a alojar?

 

Aquí es dónde se abre el mayor número de posibilidades. El primer paso es, si no conocemos el lugar, hacer un buen repaso en Google Maps o hacernos con un plano de la ciudad para ver enIMG_0489 qué zonas nos puede interesar alojarnos, la mayoría de veces todos queremos estar en el centro, aunque si llevamos coche puede que nos interese más estar un poquito más apartados por la facilidad de aparcamiento. Las guías turísticas suelen contar con planos y también es posible dirigirnos a la Oficina de
Turismo del lugar para que nos hagan llegar uno por vía postal. ¡A mi entender, por muchas apps y nuevas tecnologías, nada puede sustituir a un plano en papel!

Para buscar alojamiento tengo tres páginas web de cabecera:

  • Booking. Es el mayor buscador de hoteles, el más completo, y en general, el que tiene mejores precios. No obstante, lo más idóneo es seleccionar unos cuantos que nos gusten y comparar precios en páginas como Trivago, un muy útil comparador de hoteles que te da los precios del mismo establecimiento en todos los principales buscadores para que puedas elegir la página con el precio más económico. También es importante comprobar dicho precio directamente en la web del hotel, ya que pueden ofertar descuentos especiales.
  • Tripadvisor. Una página muy conocida y también super útil. Siempre la tengo abierta al lado de Booking para verificar opiniones y hasta la fecha nunca me ha fallado. Una vez tengo seleccionados unos cuantos alojamientos siempre deben pasar el filtro. Eso sí, hay que aprender a discernir las opiniones con fundamento de aquellas otras escritas por las típicas personas que se quejan por todo. Esta páginaIMG_20150326_101251 es también útil para opiniones de restaurantes y de monumentos. Os recomiendo descargaros la aplicación para llevarla siempre a mano, disponible para App Store y Google Play.

  • Airbnb. Cuando nuestro presupuesto es ajustado, la ocupación es muy alta, o simplemente nos apetece tener la libertad que ofrece el alquilar un apartamento completo y poder realizar comidas en casa, ésta es una gran opción. Se trata de particulares que alquilan pisos de su propiedad y funciona por todo el mundo. Hay muchas similares pero ésta es la más completa. Y para los miedosos, comentar que cada alojamiento y anfitrión cuenta con valoraciones positivas o negativas, por lo que podemos alojarnos con confianza.

También se pueden obtener grandes ofertas utilizando cupones, tan de moda últimamente, especialmente para viajes y restauración. Los he usado en muchas ocasiones y las experiencias prácticamente siempre han sido positivas.

 

4. ¿Qué trámites debo efectuar?

 

Lo primero a tener en cuenta: la salud. Si vas a viajar a algún país de la Unión Europea debes llevar siempre la Tarjeta sanitaria europea para que te atiendan en los hospitales y centros médicos. Puedes sacarla tanto de forma presencial en los centros de la Seguridad Social como a través de Internet. Es gratuita y tiene una validez de 2 años.

Si vas a viajar a algún país extracomunitario o a otro continente, quizá debas considerar sacar un seguro médico. Es mejor prevenir que curar. Y si los países a visitar no forman parte del llamado primer mundo, es muy importante que te informes bien de si debes ponerte alguna vacuna. Para ello, puedes consultar la página web del Ministerio de Sanidad.

Una vez solucionado esto, debes comprobar si tienes el Documento Nacional de Identidad en vigor y que n524262_10206070110056332_7286261062848699205_no te caduque durante la estancia fuera, si necesitas sacarte el pasaporte -si lo tienes, te recomendaría que lleves siempre ambos documentos, para evitar quedarte vendido ante un
posible robo o extravío- y si para entrar al país de destino necesitas tener algún visado, lo cual puedes comprobar fácilmente en la web del Ministerio de Exteriores, junto con otras muchas recomendaciones para viajar al extranjero.

Finalmente, si vamos a viajar a algún país cuya moneda no sea el Euro, debemos informarnos si sale mejor llevar ya el dinero en la moneda del lugar o si por el contrario nos resultará más sencillo y económico realizarlo en el punto de destino. Yo personalmente prefiero llevar algo de dinero cambiado, ya que nunca sabes a ciencia cierta con qué te vas a encontrar. Si lo llevas desde aquí, infórmate antes en qué banco u oficina de cambio de moneda te sale mejor la transacción. Aunque hoy en día no llevemos mucho dinero en metálico y nos hayamos acostumbrado a pagar con tarjeta, hay que tener en cuenta las comisiones por el cambio de moneda o que pueden no aceptarte la tarjeta (por ejemplo en Portugal te rechazan la tarjeta de crédito en muchos lugares y sólo te admiten la de débito) por lo cual recomiendo calcular cuánto dinero vamos a gastar y llevar un buen fondo en metálico.

 

5. ¿Cómo organizo mi estancia? 

 

Una vez que está organizada la logística del viaje, que puede ser la parte más aburrida, podemos dedicarnos a planear nuestra estancia.

Soy coleccionista de guías de viaje y las considero imprescindibles tanto para planear el viaje en casa como para utilizar después, sobre todo si no podemos disponer de conexión a Internet en el punto de destino. Yo suelo utilizar dos guías, una más teóriIMG_20160403_225458ca y voluminosa para leer antes del viaje, y otra más ligera, práctica y actualizada para llevar en el bolso durante el mismo. Mis guías favoritas son las de Lonely Planet y las Guías visuales de El País Aguilar.

Puede ser muy útil, sobre todo para lugares grandes donde hay distancias largas y muchos puntos de interés a visitar -queremos ver muchas cosas y tenemos el tiempo justo- realizar un timing con el itinerario a seguir durante cada jornada, las horas, los tiempos que pueden llevar los translados y las vistas, y los detalles a tener en cuenta, como las paradas de metro, el precio de las entradas. Para ejemplo, un botón; podéis consultar mi timing de un viaje a Londres.

Si vais a viajar en temporada alta pero odiáis las colas, una buena idea puede ser llevar sacadas las entradas de museos o monumentos de forma anticipada por Internet. También puede ser que la atracción turística que vayáis a visitar exija entrada anticipada por el gran volumen de resIMG_3814ervas, como la Alhambra de Granada, o porque cada día sólo accedan un grupo reducido de personas, como La última cena de Leonardo da Vinci situada en la iglesia de Santa Maria delle Grazie de Milán. Por todo ello, y para evitar sorpresas desagradables, recomiendo mirar con antelación las visitas más importantes que se vayan a realizar y decidir en cada caso que es lo más oportuno.

Además es importante verificar bien los horarios, pues en España estamos acostumbrados a que los sitios abran hasta muy tarde, y en otros lugares de Europa puedes encontrarte con que te “echen” a las 17 horas. Además, en grandes museos como el British Museum, comienzan a cerrar algunas salas bastante antes de la hora de cierre final de las puertas. También es importante fijarse en la última hora de acceso y no la de cierre: aún recuerdo mi frustración cuando no me dejaron acceder a la Saint Chapelle en París a las 16:25h pese a que su hora de cierre era media hora más tarde…

Si os gusta realizar un primer acercamiento a las ciudades en forma de visita guiada os recomiendo los Sandemans New Europe. Ahora mismos funciona en 18 ciudades, la mayoría europeas, en las que un equipo de guías de lo más divertido te acompaña y te enseña los mejores rincones. Disponen de visitas guiadas gratuitas generales en las que se da al guía la propina que se considere según el nivel de satisfacción, y de otras más específicas de pago, como tours en bicicleta, por un barrio concreto, incluyendo degustaciones, etc. Todo el proceso de la reserva se realiza de forma muy sencilla a través de su página web. Yo los conocí en Amsterdam, dónde tuve el placer de realizar una visita con Jaco (muchas gracias por todo si por casualidad este post cae ante tus ojos!).

416977_185842451531401_100003169423265_286333_1509299685_n

En cuanto a las tarjetas turísticas, yo no soy muy partidaria de ellas, pues en general son un poquito estafa, ya que no suelen incluir los monumentos más solicitados y los precios suelen ser elevados. Yo hasta la fecha sólo la he comprado en el viaje a Amsterdam, pues sí me resultaba rentable. Así que os aconsejo mirar muy muy bien si realmente os compensa en función del uso que le vayáis a dar, de las visitas que tengáis pensado hacer y de los transportes que necesitéis.

Y para conseguir información en general, poco queda por añadir que no haya mencionado antes, el siglo XXI y las nuevas tecnologías son un pozo sin fondo de información: foros de viajeros, blogs, aplicaciones móviles, webs de turismo de los lugares…

Ah! y unos días antes de tu viaje, no olvides consultar la meteorología 😛

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.