¿Le pedimos algo al 2016?

Pues para aquellos que me conocéis ya sabéis que lo que más me gusta es viajar y de esto es de lo que nos toca hablar.

Hace unos días una amiga nos mandaba este vídeo que describe perfectamente lo que sientes cuando viajas. Y creo que es un vídeo increíble con el que mucha gente se sentirá identificado.

Justo la tarde anterior habíamos quedado para tomar algo y hablar de nuestras cosas y entre esas cosas está decidir siempre donde nos podemos ir de viaje. Al final siempre nos acabamos riendo porque no sacamos nada en claro sino todo lo contrario. Queremos ir a tantos sitios que todo nos vale. Que pena que el dinero si limite esta afición. Playa, montaña, invierno, verano, ciudad, naturaleza… que más da, ¡VIAJA!

Se puede decir que yo he mamado esto de mi padre. Él es agente de viajes y creo que desde pequeños nos inculcó lo bonito que es viajar. Recuerdo como mis hermanos y yo le esperábamos ansiosos cada vez que volvía de uno de sus viajes para escuchar sus historias sin fin y ver los regalos que nos traía (no nos vamos a engañar).También recuerdo que nuestras vacaciones eran casi un infierno. Cuando eres un niño lo único que quieres es ir a la playa y jugar a tirarte arena en el pelo, cara y dentro del bañador (o al menos eso es lo que le gustaba a mi hermano). Pero mi padre tenía preparada una ruta para cada día por pueblecitos recónditos. Lo del día de playa se conseguía después de mucho rogar.

Ahora agradezco infinitamente que él fuese así y que me haya transmitido ser inquieta por definición y no llevar muy bien lo de estar sin hacer nada.Si en algo me parezco a él es que las paredes nos comen. Agradecerle que siempre nos dijese: -Niños hay que ver, conocer, comer, preguntar, perderse, conducir una hora para ir a ver un simple pueblecito que algún aldeano ha dicho que es una maravilla.

Ahora soy yo la que es capaz de conducir horas con tal de ver algo nuevo que me han dicho o he leido que es muy bonito. E incluso conducir sin rumbo o por rutas distintas a las que he hecho siempre sin saber si voy a encontrar algo que merezca la pena. ¿Y sabéis que ? que siempre hay algo.

A mi padre también le debo esa afición por comprar artesanía típica del lugar. Y todos sabemos que lo típico del lugar no siempre es bonito. Pero bueno eso es otro tema…Marionetas horribles, cajas mágicas de madera, etc, etc. (ya hablaremos de esto en otro post).

Mi madre por ejemplo es todo lo contrario. Siempre me dice que: -¿Qué se te ha perdido en esos países a los que vas? Pues más bien voy a ver si me pierdo yo mamá.

Es curioso que cuanto más conoces más quieres conocer y menos crees conocer. Te da la sensación que te faltan vidas para conocer mundo. De ahí el nombre del blog. El mundo es infinito cuando empiezas a conocerlo.

También es de agradecer que siempre haya compañeros de viaje que se ilusionan como tú solo con pensar donde ir. Esos con los que compartes anécdotas para aburrir  y disfrutas recordándolas.

No creo que sea un tópico que viajar te abre la mente y te quita un montón de prejuicios. Te das cuenta que la realidad de cada país es muy distinta cuando estás en ese país.Que lo que pensabas igual ya no lo piensas. Que lo que creías igual ya no lo crees. Que lo que te contaron igual no era tan cierto. Que lo que soñaste igual era incluso mejor.

No todo siempre es bonito y siempre hay algún  que otro percance. Pero esto mismo es lo que hace que valores más el país en el que vives. Y cuando conoces lugares en los que gozan de mejores cosas que España también te vuelves crítico. Y creo que eso es lo mejor que hay. Hay que ser crítico con todo, replantearse todo, preguntarse todo, no creerte nada y creerte todo  y luego quedarse con lo mejor de cada lugar.

Dicen que esto de viajar es adictivo y yo ya he asumido que soy una yonqui. Te das cuenta cuando estando de viaje en algún lugar no dejas de pensar cual será el siguiente. Necesitas de esta droga como respirar. Seguir soñando para poder vivir.

Mucha gente piensa que necesitas tener un sueldo muy elevado para irte muy lejos. Hay maneras y maneras de viajar . Os puedo asegurar que mi sueldo es muy normalito pero si tengo que cortarme de otras cosas para poder viaja, lo hago. Todo es cuestión de prioridades y mientras pueda lo seguiré haciendo. No hace falta volar en primera clase ni hoteles de lujo. De hecho los viajes que más recuerdas son aquellos en los que has estado en los sitios más cutres y comido lo más asqueroso del mundo.

Y como canta ZAZ en esta canción:

Quiero amor, alegría, buen humor. No es tu dinero el que me va a hacer feliz

Yo quiero morir con la mano en el corazón ¡Vamos juntos a  descubrir mi libertad!

Basta con todos tus prejuicios. Bienvenido a mi realidad.

Tengo clarísimo que en esta vida el dinero no me va a hacer féliz. Tampoco vamos a negar que es necesario; pero sinceramente me conformo con que me permita de vez en cuando seguir disfrutando de este placer que es VIAJAR.

Como dice el vídeo introductorio viaja más, lejos o cerca, sólo, con amigos o en pareja. Asómbrate de los paisajes, del arte , de lo épico, de lo mundano, de lo exquisito, de lo repugnante… Invierte en viajar que es invertir en vivir.

viajar

Así que si algo le pido al 2016 es que me brinde la oportunidad de seguir viviendo.

 

 

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.