고양이놀이터. Cat Cafe en Myeongdong

En la entrada de hoy quiero escribir de un lugar que todo amante de los mininos debe visitar si viene a Seúl. En esta ciudad no hay solamente este cat cafe, sino que dependiendo de la zona en la que estés puede haber más de uno, para los coreanos parece ser un método de estar un rato con gatitos (hay otros tipos de cafés temáticos como de perros hasta de cabras) ya que tener un animal en casa parece ser bastante complejo (ya sea por el espacio o porque en el alquiler te suman un plus).

El cat cafe al que yo he ido está en Myeongdong (aunque en esta zona hay otro más) no muy lejos de la parada de metro y no es muy difícil de encontrar, estando en la 3ª planta del edificio.

Como curiosidad en este tipos de café nada mas entrar hay que cambiarse los zapatos por unas sandalias, las chaqueta y el bolso hay que meterlo en una bolsa que te dan al entrar y también hay que usar un desinfectante para las manos. La verdad es que me parece un acierto el hecho de que se cuide tanto la higiene para que los gatos no sufran ningún tipo de enfermedad. El precio suele variar de los 7.000 ~ 9.000 won dependiendo de la zona en la que se encuentre el café, en mi caso, en este café el precio era de 8.000 won y te incluye una bebida, además puedes estar todo el tiempo que quieras.

DSC00475 DSC00478

También tienes otras normas con respecto a los gatitos, como que no se les puede coger, no se les puede tirar del rabo ni puedes ponértelo encima si el gato no quiere, etc. Otra norma que me pareció muy curiosa es que hay ciertos gatos los cuales por diversos motivos no se les puede acariciar o no puedes estar molestándolos ya que te pueden arañar. En este tipo de cafés tampoco se hacen responsables si el gato te araña o no porque si no cumples las normas las consecuencias son culpa tuya.

DSC00480

Mientras que estás en el café puedes estar haciendo lo que quieras, tienen juguetes que puedes usar para jugar con los gatos (aunque el 90% de ellos están durmiendo y el 10% restante están tan acostumbrados a la gente que pasan olímpicamente de ti ㅠㅠ), además en un momento dado te dan comida para que puedas dársela (en ese momento se te abalanzan todos y te quieren lo que no te han querido en el rato que llevas allí). Por suerte, en este café no tienen solo gatos adultos, sino que tienen algunos que son cachorros, se los podía diferenciar por un lazo que llevaban en el cuello, y éstos si que estaban dispuestos a jugar contigo.

La verdad es que es toda una experiencia curiosa, lo que más me llamó la atención fue lo bien cuidados que están los animales y lo limpias que están las instalaciones, no hay ningún tipo de olor raro incluso estando los areneros allí. Otra cosa curiosa es la reacción de los coreanos con los gatos, aunque ahora estoy generalizando y se que todos no son así, la mayoría de los que vi les tenían mucho miedo a los gatos y les costaba mucho acercarse a acariciarlos o hacerse una foto con ellos.  Como ya os habréis dado cuenta, si por mi fuera viviría en un sitio así el mayor tiempo posible, pero como esa opción no esta dentro de mis posibilidades acabaré encontrando algún otro momento para poder volver a éste u otro cat cafe.

Espero que os haya gustado y entretenido la entrada de hoy 😀

PD: por último quiero dejaros la página de facebook del café para que le echéis un ojo si queréis ⇒ 명동 고양이놀이터 página de facebook.

gracias

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.