A dedo desde Córdoba a San Luis.

IMG_2552Me levante temprano, me despedí de todos en la casa y emprendí mi camino a San Luis. Tomé un bus hacía el centro de Córdoba y de allí otro a la ruta 36 en las afueras de la ciudad. Al principio del viaje no estaba en mis planes visitar San Luis, la idea era ir a Mendoza pero queda demasiado lejos de Córdoba así que tenía que hacer una parada si o si.

Una vez estuve en la ruta comencé a hacer dedo, esta vez estaba solo, no estaba Vicky para acompañarme por lo que la idea de hacerlo solo me ponía un poco inquieto. Paso poco rato y una camioneta roja conducida por un policía que salía de trabajar me llevó hasta Almafuerte, ciudad en que él vive. Allí a eso de las 14hs me recogió un joven de aproximadamente 30 años y me llevo hasta el siguiente pueblo, Los Condores. Allí se me hizo un poco más difícil encontrar quien me lleve debido a la ubicación en que estaba, demasiado dentro del pueblo. Así que camine más hacía la ruta donde una pareja con su hijo pequeño me llevaron hasta Río Cuarto.

IMG_2509Eran ya casi las 17hs y había tenido éxito en la primer mitad del trayecto, solo quedaban unos kilometros hasta San Luis y era de suponerse que allí ya podría encontrar quien me llevara directo. Estaba en la ruta 8 a las afueras de Río Cuarto, el día había estado soleado, primaveral y aún faltaba para que atardeciera.

Comencé a hacer dedo con mucho entusiasmo, el cual se vio afectado cuando al pasar 2 horas nadie me llevaba, algunos paraban pero iban a otro lado. Termine por hacer un cartel con un pedazo de cartón que encontré, pero nada. Cuando eran casi las 20hs y ya estaba oscureciendo para un bus a comprar algo en una dispensa que estaba al costado de la ruta. Era un bus de pasajeros urbano, pero en el no viajaba nadie más que el conductor quien al salir de comprar me pregunta a donde voy: “A San Luis” – le digo – “¿Y usted?”.
“A Chile, pero paso por San Luis, ¡subí!” – me dijo.

Confieso que me dieron ganas de irme directo a Chile, o a Mendoza, ya que también pasaba por ahí, pero ya me había entusiasmado con San Luis y algunos lugares que quería visitar allí el día que iba a estar.IMG_2543

Llegamos poco antes de las 23hs, me baje un poco antes de entrar a San Luis en una estación de servicio ya que el conductor no entraba a San Luis y seguía de largo por la ruta a Mendoza. Para mi suerte allí mismo había wi fi y pude comunicarme con María la chica que me daría alojo por couchsurfing. Me comunique con ella y quede en avisarle antes de salir a su casa en cuanto encontrara transporte. No fue muy difícil, un trabajador de la estación de servicio que estaba saliendo de su turno me dijo que lo esperara unos minutos que el me llevaba.

Al llegar a la casa de María me recibió de forma muy amable y esperándome con una pizza que no pude comer debido a mi veganismo, tenía jamón. Conversamos un rato y nos fuimos a dormir, me muestra mi cama y me explica que ella al otro día se levanta a las 5am a trabajar por lo que yo tenía que salir con ella y volver cuando volviera ella o su hermana quien esa noche no estaba.

Fue algo extraño que me incomodó un poco, por lo que al otro día cuando me levante me lleve mi mochila y me fui en busca de un hostel para pasar una noche más, así tendría la seguridad de tener un lugar al cual poder ir y venir cuando quisiera. IMG_2524Claramente me despedí de María y le agradecí por haberme hospedado esa noche, pues me había venido muy bien ya que llegué bastante tarde.
Como era muy temprano me fui a la plaza principal de San Luis y allí encontré un wi fi para buscar un hostel online. Una vez encontré uno económico me fui hacía allí con mis cosas.

Solo pasaría ese día en San Luis por lo que tendría que ir a recorrer lo que me llamaba la atención en ese día. La ciudad es pequeña y todos los lugares turísticos quedan muy cerca, así que me fui a Potrero de los Funes donde pasé el día.

IMG_2557Es un lugar hermoso, con un lago rodeado por sierras y una pista de carreras en la que se juegan competencias de automóviles y también forma parte del circuito del Tour de San Luis, evento de ciclismo.
Allí comí algo rico y caminé por los alrededores, además de sacar algunas fotos por supuesto.

Al volver al centro recorrí la ciudad y durante la noche me fui al hostel a dormir ya que al otro día partiría temprano hacía Mendoza. Fue un día tranquilo en el cual conocí una bella pequeña ciudad y me mantuve en contacto con la naturaleza. Me dí lujos.IMG_2553

¿Quién me llevó?

El policia.

Era muy simpático y me contó que el hace tiempo tenía sus cosas prontas para emprender un viaje como el mio pero en su camioneta, estaba dispuesto a dejarlo todo, hasta su carrera policial. Lo único que lo paraba era su pequeña hija, pues quería ser un padre presente.

El joven de casi 30.

“Nunca llevo a nadie pero no te ves como un hippie y me dio confianza”, me dijo.
Agradable, fue poco el trayecto pero me contó que estaba separado de su mujer “una loca”.  Ahora la única relación que tenían era por su bebe que tenía solo 6 meses.

La pareja.

Con ellos hice un trayecto bastante largo de casi dos horas. Muy buenas personas, humildes. Estaban asombrados por lo que me encontraba haciendo, me preguntaron de todo, era algo extraño para ellos. Al final me desearon lo mejor y se despidieron.

Chileno del bus.

Un hombre ya bastante anciano. El bus lo venia llevando desde Brasil hasta Chile para que sirviera de transporte público. En la ruta nos cruzamos a varios de sus compañeros quienes manejaban buses idénticos. Era chileno y del sur, no le entendía muy bien el acento así que a veces solo le contestaba: “claro…”

Chico de la estación.

Muy alegre, no dudo en ofrecerse en llevarme al momento de verme ahí en medio de la noche.

PD. Te extraño Vixy Monckey!

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.