A veces se me olvida

Todos los días en mi país estos últimos años han sobreabundado las malas noticias, las malas experiencias, los miedos, la psicosis, la crisis, los descontentos de muchos sectores y toda clase de locuras y de problemas sin resolver. 🙁

Como todo buenos salvadoreños y salvadoreñas tendemos a ser pesimistas ¿y cómo no serlo con esta realidad? No obstante, nuestro país no es únicamente esa fachada de maldad, hemos dejado de lado que contra todo pronóstico nuestra tierra nos ofrece lo mejor cada día, pero nosotros no le devolvemos el mismo favor.

En cada amanecer nuestro cielo nos brinda una singular colección de colores que logran hacer brotar de nosotros esas fuerzas que no hemos conseguido la noche anterior por no haber podido dormir bien. En cada rincón escondido podemos encontrar aun al día de ahora frescos manantiales que con sus vivaces aguas traen paz y la bondad a nuestro espíritu. Si subimos a los cerros o volcanes nos vamos a topar con ese clima tan delicioso que nos hace estar más juntitos o si bajamos a nuestras playas siempre nos ofrecerán más de un recuerdo agradable o divertido.

003 A veces se me olvida

Los chorros de la Calera, departamento de Sonsonate en El Salvador.

A veces se me olvida que nuestro país es mucho más que un conglomerado de inconvenientes, nuestro país es hermoso.
❓ ¿Cómo llegamos a tener la osadía de juzgar a nuestra tierra por nuestros propios errores?

A veces se me olvida lo generoso que es nuestro país al brindarnos cosechas año tras año aun cuando no dejamos descansar la tierra y más aún cuando deliberadamente provocamos quemas, sequías, envenenamiento y demás factores destructivos.

A veces se me olvida lo carismático de nuestro país, dándose a querer con sus bellos lagos y salidas al mar, que aun después de tantos años siguen sorprendiéndonos como si fuera la primera vez.

En ocasiones también he olvidado que nuestro país tiene vida, y que la expresa a través de cada lugar lleno de flores con diversos aromas y las respectivas aves que tratan de conquistarlas con sus encantadores cantos.

A veces olvido que nuestra tierra también tiene carácter fuerte y que cuando algo no le gusta nos manda sus señales de humo, con aquellos impresionantes volcanes.

A veces paso por alto que cuando se estremece, nos está llamando la atención para volver a ser unidos y amables unos con otros.

❗ Quizá al leer esto, trajiste a la memoria esos lugares y con tan solo verlos en tu cabeza lo acelerado de tu corazón y la presión de tu día se fue liberando un poco, ya que justamente eso es lo que necesitamos, separar nuestra atención unos pocos minutos de los hechos que nos hacen mal; no ignorarlos, pero debes en cuando poder ver nuestra nación a través de otros ojos. Aprendamos entonces a valorar y cuidar nuestro país, ya que nadie más lo hará por nosotros.

Que no se te pase este día sin que hayas podido recordar tan solo un lugar en este país, donde viviste o pasaste un momento emocionante.

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.