Alguien

837

Una noche más alguien me susurra:

“La vida es como el vuelo de una mariposa con una de sus alas chamuscadas.”

y me cuenta la siguiente historia:

A la sombra del sol, una mariposa de color bermeja está posada sobre un listón de madera

dentro de un establo vacío con las puertas abiertas desde donde podía verse el cielo

Entra una niña y apenas la ve,

se prende súbitamente fuego una de sus alas…

Un fuego pequeño, armonioso, bello…

pero voraz para su frágil textura.

La niña desesperó por apagárselo.

La mariposa se asustó y echó a volar

Entonces comenzó a soplarle con todas sus fuerzas.

El fuego se apagó en medio del vuelo

Su ala quedó con el borde chamuscado…

pero no dejaba de volar!

cada vez más lejos y más alto…

Volaba intrépida moviendo sus alas como un colibrí

mientras que la niña, con la cabeza hacia arriba, la miraba embelesada…

Sintiendo que aquella mariposa había salido de su pecho.

Una noche más alguien me convierte en una niña…

y me lleva de su mano hacia la magia de los sueños.

____María Quaglia____

Category: Vuelos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.