Bocas del Toro

Este es sin duda el archipiélago más conocido de esta zona. Pero no solo en Panamá porque al estar muy cerca de la frontera con Costa Rica es también un imprescindible a visitar desde allí y por lo tanto en este punto se cruzan visitantes de ambos países.

Y una vez visto no me sorprende su fama. Es un lugar que hay que visitar sin duda. Aunque reconozco que no tenía grandes expectativas porque me parecía más una “turistada” que otra cosa pero al rato de pisarlo mi opinión se empezó a transformar.

Llegué con un bote que salió del puerto de Almirante, después de haber pasado una congelada noche en un autocar que me traía desde la ciudad de Panamá. Y digo congelada porque sinceramente aun intento comprender qué necesidad hay de poner un aire acondicionado a cinco grados, si no fueron menos. Todos sin excepción iban abrigados hasta las cejas, literalmente.

La cuestión es que me dejaron en Bocas town, la ciudad de la isla principal, isla Colón. Y una vez plantada la mochila en el hostal me puse a pasear y a investigar cuáles eran las principales actividades. Básicamente te ofrecen tours para ver las otras islas y playas más representativas en cada una. Por lo que me apunté al que parecía más completo para así aprovechar y ver todo lo posible. Y estoy encantada con la inversión ya que mereció la pena por el simple hecho de poder disfrutar del salto de los delfines alrededor de la embarcación. Verlos tan de cerca me entusiasmó.
El tour también incluía zonas donde poder nadar con tus gafas y tubo para observar precioso coral y peces de varios tipos, así como relajarse en una isla prácticamente desierta o buscar entre árboles osos perezosos. Y todo vale mucho la pena pero claramente me quedo con los delfines.
A parte también estas islas son un punto donde poder practicar surf aunque yo no he tenido la oportunidad de repetir experiencia porque en esta época no hay olas.

Además he tenido la gran suerte de encontrarme en la misma habitación con personas muy divertidas con las que he disfrutado mucho estos días, acompañados de risas y muy buenos momentos. Creo que esto es de lo mejor que te da el viajar. Tener esta suerte de conocer gente de todo el mundo y compartir como no tan fácilmente harías estando en tu ambiente.

Y ahora llegó el momento de cambiar de país de nuevo o sea que… ¡Costa Rica allá voy!

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.