Calendario viajero

Casi sin darnos cuenta nos hemos plantado en 2016 y esta primera semana es buen momento para marcarse planes. Para ayudaros un poquito, os dejamos unas ideas de destinos para que saquéis el máximo provecho a este año que tenemos por delante:

Enero: aunque las temperaturas no acompañen mucho, este mes es buen momento para viajar a Valladolid. Después de un año en blanco y muchas idas y venidas, la capital castellana recupera del 8 al 10 su legendaria concentración motera invernal. Este año se hace cargo de su organización el Ayuntamiento en vez del Club Turismoto que lo venía haciendo desde hace más de 30 años y, adopta el nombre de Fiesta de la Moto en lugar del tradicional Pingüinos. Sin entrar en debates, motivos o disputas, sin duda es una buena noticia para la ciudad y para los aficionados a las motos.

Febrero: el mes de San Valentín no podemos dejar de visitar Teruel y disfrutar del increíble montaje que suponen las Bodas de Isabel de Segura, en recuerdo de los famosísimos amantes hijos de la ciudad. Este año, la recreación de la historia de los Amantes de Teruel tendrá lugar del 18 al 21 de febrero y la ciudad se convertirá de nuevo en una auténtica y enorme villa medieval digna de ver.

Marzo: Durante este 2016 Toledo ostentará el título de Capital Española de la Gastronomía, una excusa más para acercarse a esta joya de ciudad. Si ya es visitada por millones de personas normalmente, este año tiene pinta de ir a colgar el “no hay billetes”. Será recomendable reservar con tiempo.

Abril: Es un clásico en todas las guías, pero no se nos ocurre mejor lugar para celebrar la primavera que en los campos plagados de cerezos del Valle del Jerte. Aunque depende de las condiciones climatológicas de cada año, lo normal es que la floración se produzca entre el 20 de marzo y el 10 de abril. Después de disfrutar del espectáculo de la naturaleza en  el Valle, podemos acercarnos hasta Plasencia a comer en su precioso Parador y hacer una parada en Hervás para pasear por una de las juderías mejor conservadas de España y comprar los auténticos dulces judíos que elabora en La Candela Abigaíl, descendiente directa de sefardíes.

Mayo: Cuando ya los días empiezan a ser largos y las temperaturas agradables, podemos planear una excursión al Parque Natural del Cañón Río Lobos, en la provincia de Soria. Una asequible ruta de senderismo a la vera del río recorre el cañón completo pero hay más opciones de diferentes longitudes y dificultad. Nos sorprenderá la diminuta ermita de San Bartolomé, de origen templario, cargada de simbolismos y leyendas que hacen de ella un lugar mágico.

Junio: Sin las aglomeraciones de plena temporada alta, junio es ideal para viajar por el Mediterráneo. Nuestra propuesta para este año es Croacia, un país de tamaño manejable y a una distancia asequible de España. Con historia, playas espectaculares, Parque Nacionales y sol asegurado, es un buen lugar para disfrutar  de la esencia mediterránea.

Julio: Asturias es siempre una buena idea y más si pretendemos escapar de los rigores estivales. Tiene una amplísima y cuidada oferta de casas rurales, se come fenomenal, la gente es amabilísima y los paisajes impresionantes. Podemos subir hasta Anayo a deleitarnos con las increíbles vistas y el fabuloso arroz con pitu que preparan en el bar La Bolera.

Agosto: este mes es ideal para visitar Palencia y descubrir eventos un tanto desconocidos. El primer fin de semana se celebra en Herrera de Pisuerga el Festival Nacional de Exaltación del Cangrejo de Río, con un montón de actividades, desfiles de carrozas, verbenas y concursos de cocina amateur y profesional en el que el ingrediente principal tiene que ser, cómo no, el cangrejo de río. Y el día 15 tiene lugar el Descenso Internacional del Pisuerga, la Fiesta de las Piraguas en Alar del Rey, sin tanta repercusión como el del Sella pero igual de vistoso.

Septiembre: Este mes, Donosti se pone aún más guapa para celebrar su Festival Internacional de Cine. Aunque últimamente anda algo escaso de grandes estrellas internacionales, sigue siendo un evento con mucho tirón que confiere a la ciudad un ajetreo único: jurados desconocidos, periodistas, bloggers, caza autógrafos, un montón de actrices y actores nacionales y, de vez en cuando, alguna megaestrella. No es Cannes pero aquí también hay que ir a dejarse ver y a codearse con el “mundillo” en los bares de la Parte Vieja.

Octubre: Mes perfecto para contemplar el esplendor del otoño, por ejemplo en Las Médulas (León). Esta zona paisajística es una antigua explotación minera de oro, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1997 y enclavada en El Bierzo, un lugar que destaca por su vino y su buena gastronomía. Se pueden recorrer por libre pero es recomendable la visita guiada para conocer en profundidad el ingenioso sistema de extracción que practicaban los romanos.

Noviembre: Podemos aprovechar noviembre, cuando el frío aún no se ha instalado en el sur para visitar dos de los lugares de España que hay que ver por lo menos una vez en la vida: La Alhambra de Granada y la Mezquita de Córdoba. Dos joyas que cautivan en dos ciudades con magia que te harán repetir seguro.

Diciembre: Madrid es un clásico de este mes pero esta vez, vamos a barrer para casa y vamos a recomendar Bilbao para pasar unos días en Diciembre. Una ciudad cada vez más abierta, más amplia, más grande… y con cada vez más tiendas y locales de concepto cosmopolita pero que sigue manteniendo su esencia en las “Siete Calles”. Una buena escapada para realizar las compras navideñas y disfrutar del buen comer y de la “grandiosa” forma de ser de los bilbainos.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.