Cómo ahorrar en tus vuelos con 3 clics

¡Ay, el mundo de los mitos! Apenas hay ámbitos en los que no podamos encontrar mitos en cualquier cultura: la chica de la curva, los Jesucristos en tostadas, la captura de Missingno en Pokémon rojo/azul, o… los buscadores de vuelos. Porque a poco que tengas un poco de bagaje en esto de buscar vuelos baratos, sabrás que por ahí corren numerosos rumores o truquis sobre cómo conseguir que tu vuelo sea un X% más barato. ¿Ejemplos?

  • ¡Si compras a medianoche o de madrugada los vuelos son más baratos!
  • ¡El día de la semana ideal es el martes por la noche!
  • ¡El precio más barato se consigue comprando el billete con 2 meses de antelación!
  • ¡Lo mejor es comprar directamente a la aerolínea!
  • ¡Tío, borra las cookies que las aerolíneas nos espían y suben el precio cada vez que buscamos!

Y bla, bla, bla

Luego uno va a poner en práctica todo esto y… bueno, a mí al menos pocas veces me ha resultado en un ahorro significativo. Aun así, hay montones de webs en internet en las que analizan la veracidad de estos mitos.

La entrada de hoy no va de desmentirlos (que a mí no me haya funcionado no quiere decir que no sirvan alguna vez), sino de demostrar uno en concreto, probar que funciona.

En según qué buscadores suele haber alguna pestaña o menú desplegable en donde puedes elegir desde dónde estás comprando el billete, así como tu idioma o moneda en la que quieres comprar. Yo voy a hablar aquí de momondo, que por lo pronto y sin intención alguna de hacer propaganda gratuita es el que mejores resultados me da (algún día escribiré alguna entrada sobre por qué no me gusta Skyscanner). El mito dice que algunos buscadores te muestran unos precios u otros, según desde dónde estés comprando.

Aquí elegimos nuestro origen

Aquí elegimos nuestro origen

Deseoso de huir en mis vacaciones del lluvioso invierno de Auckland (verano en el hemisferio norte), empecé a buscar qué opciones tenía de escapar. Estando tan lejos de todo, volar desde Nueva Zelanda no suele ser barato, a menos que vayas a Australia (y aún así, no se puede comparar con los bajísimos precios que tenemos en Europa). Así que cansado de probar todos los buscadores posibles, cupones y combinaciones, decidí cambiar de momondo.es a momondo.com. Y ¡sapristi, qué sorpresa! Seguí probando un par de países más, y tras hacerme el sueco vi que hacerme el noruego era aún más barato: el ahorro era de más de 100€ comparando con el precio más caro.

En su momento no investigué mucho más, ni tomé capturas de pantalla, pero bueno, me propuse volver a hacerlo hace poco para esbrújula, y he aquí los resultados. Las búsquedas están hechas una detrás de otra y con la fecha debajo, para dejar constancia de que los precios son de aquel momento, por lo que pueden haber variado de entonces a ahora.

El objetivo era buscar un vuelo de Auckland a Shanghai lo más barato posible para septiembre-octubre. Empecé desde momondo.es (es decir, indicando que mi país es España y que el idioma es español) y el precio era de 545€ ida y vuelta. No es low cost, pero en Oceanía esto es un buen precio (recordemos que aquí un maldito kilo de tomates vale unos malditos $9, en dólares neozelandeses, que son 6€).

Captura pantalla precio España

545€ en España. Obsérvese en todo momento la banderita arriba del todo, encima del botón Buscar, con el país de origen.

Recordando lo que me pasó la última vez, decidí probar desde el portal de Nueva Zelanda, ya que al fin y al cabo, el vuelo sale de Auckland. La página cambia entonces a momondo.co.nz y, vaya por dios, el mismo vuelo cuesta 530€, es decir, 15€ menos. Y solo por ser kiwi (todo lo kiwi que puede ser un murciano).

Captura pantalla precio Nueva Zelanda

530€ en NZ

Decidido a ver qué diferencias encontraba y con qué países, me remangué, me puse mis gafas de pseudoinvestigador, y empecé a anotar los precios según todos y cada uno de los países. Los parámetros de la búsqueda eran siempre los mismos: un pasajero, salir el 25 de septiembre de Auckland y llegar el 10 de octubre. Los resultados no fueron en absoluto los mismos.

En general descubrí que comprar desde países hispanos (a excepción de España, que ya hemos visto) sale más caro (mucho más caro, de hecho). La búsqueda de ese vuelo poniendo que soy de Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana o Venezuela lanzaba precios de… ¡600€!

Captura pantalla precio Argentina

600€ en Argentina

Captura pantalla precio México

600€ en México

Si preguntas a alguien qué nacionalidad es la que más encuentra cuando viaja, la respuesta es casi siempre la misma: alemanes. Decidí probar con estos, a ver si es que les subvencionan los vuelos oder was. Desde la página alemana de momondo, 535€; desde la suiza, 534€; y desde la austriaca: 529€. ¡Seguimos bajando!

Captura pantalla precio Alemania

535€ en Alemania

Captura pantalla precio Suiza

534€ en Suiza

Captura pantalla precio Austria

529€ en Austria

Si seguimos el orden en número de guiris, los siguientes suelen ser franceses, británicos y estadounidenses (no necesariamente en este orden). Si reservamos desde estos países los precios son 542€ para franceses, 535€ para británicos y 530€ para los yanquis. Asimismo, los canadienses pagarían 530€.

Captura pantalla precio Francia

542€ en Francia

Captura pantalla precio UK

535€ en Reino Unido

Captura pantalla precio Estados Unidos

530€ en Estados Unidos

¿Y los nórdicos? ¿Me funcionaría otra vez lo de hacerme pasar por noruego? 535€ los suecos, 528€ los noruegos, 527€ los finlandeses y 525€ los daneses.

Captura pantalla precio Suecia

535€ en Suecia

Captura pantalla precio Noruega

528€ en Noruega

Captura pantalla precio Finlandia

527€ en Finlandia

Captura pantalla precio Dinamarca

525€ en Dinamarca

Como se puede ver, la tónica parece ser que comprando desde los países más poderosos se obtienen mejores precios. Si comparamos el precio del vuelo comprado en Dinamarca (525€) con otro comprado desde México (600€) la diferencia es considerable (75€), especialmente si además hay que comprar para varios pasajeros. Piensa que una familia danesa de 4 pagaría 300€ menos que una mexicana.

Sin embargo esto tampoco es una regla, ya que encontré excepciones en las que esto no se cumple. Comprar ese vuelo poniendo que somos de Holanda (543€) es más caro que comprarlo si somos de India (538€); o, como finalmente encontré, el vuelo más barato no se encontraba entre los países más poderosos, sino en Portugal (¡con todo el debido respeto al país vecino!). Buscar el mismo billete desde momondo.pt arrojaba el billete más barato: 523€.

Captura pantalla precio Portugal

523€ en Portugal

Con esto quiero decir que a la hora de buscar vuelos baratos, no deberíamos simplemente contentarnos con los resultados de la búsqueda que nos salga en el idioma establecido. Cambia el idioma, la moneda, y sobre todo el país de origen; dedica el tiempo a esto y es muy posible que encuentres diferencias de precio notables. Prueba buscando primero el país desde donde despegas, pues normalmente es más barato para la gente local. Esto es, si vas a volar desde Polonia, busca primero desde la página polaca, y no la española, aunque tengas que valerte de un traductor en internet (o de un diccionario, para los románticos). Y es que aunque el ejemplo del que estoy hablando aquí todo el rato es de momondo, también ocurre en Skyscanner, y por lo que se dice, en las mismas páginas de aerolíneas. El por qué de todo esto se lo dejo a otro, ya que por lo que he leído tiene que ver tanto con economía de mercado como con acuerdos con agencias de viaje, ámbitos por los que no me muevo.

-36.848460
174.763332
Category: Vuelos
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.