Cómo dormir en un avión, consejos prácticos.

Luego de decidir un viaje y de comprar los pasajes, vamos cayendo en la cuenta de los detalles que debemos tener en cuenta para emprenderlo. Entre ellos, debemos considerar que hacer durante el vuelo para que las horas de viaje no sean una tortura. Y sobre todo en los viajes largos. Mas allá que el sistema de entretenimiento a bordo tenga mil juegos y películas, o que tengamos la suerte que la persona del asiento de al lado tengo muy buena charla; la mejor estrategia es dormir todo el viaje de un tirón. Pero, sorprendentemente, no es una tarea tan fácil.

Morfeo, nos conpartió algunos consejos que nosotros compartimos contigo:

  • Volar directo. Si bien las tarifas y la conexión aérea del destino condicionan mucho este punto, lo mas recomendable es hacer el viaje en un único vuelo. Resulta agotador tener que hacer escalas e interrumpir el sueño para andar como un zombie por el aeropuerto.
  • Llegar por la mañana a destino. Siempre considerando la diferencia horaria entre nuestro origen y destino, lo ideal es programar el viaje para llegar por la mañana a destino.
  • Elegir el asiento. Decir que viajar en clase ejecutiva sería algo valorado por tu sueño no es novedad, pero si el bolsillo o las millas no nos permiten ese lujo, podemos intentar alguna estrategia en la elección del asiento. Los asientos en la salida de emergencia y los de adelante de todo son los ideales, pero esto ya no es una novedad y son muchos los que los quieren. Algunas aerolíneas cobran un adicional para poder tomar uno de ellos. Estos asientos tienen un espacio adicional que permite estirar las piernas, y que tus compañeros de fila no te despierten para poder salir al baño. Tendrás mayores posibilidades de tener uno de estos asientos si llegas temprano al aeropuerto. Evita los asientos cercanos a los baños, o te despertarás constantemente por personas y los ruidos propios del baño. Si los buenos asientos ya están tomados, una buena estrategia es elegir los asientos del final, porque si el vuelo no va completo, tienes más posibilidades de ser ubicado al lado de un asiento vacío. Pero ojo, no elijas esta opción si estás apurado o haces escalas. La ventanilla es el ideal para poder apoyar la cabeza.
  • Embarcar cansado. El día previo al viaje, hacé actividad física o dormí un poco menos, y llegá al momento de viajar con muchas ganas de dormir.
  • Avisar que vas a dormir. Avisá al personal de cabina y a tu compañero de fila que tenes pensado dejarte llevar por Morfeo. De esta manera la azafata evitará despertarte a la hora de la comida y a tu compañero de asiento le cortas cualquier intento de contarte su vida.
  • Llevar auriculares. Podés usarlos para escuchar una selección de música que te ayude a conciliar el sueño o simplemente para aislarte del ruido ambiente. Una alternativa es usar tapones para oídos, que incluso sueles ser dados por algunas compañías aéreas.
  • Toma algo espirituoso. Si bien el mejor consejo es no ingerir alcohol durante el vuelo, porque junto con la sequedad del aire en cabina, nos deshidratamos más rápido, una copa de vino puede ser una opción para relajarse un poco para algunos de nosotros.
  • Uso de antifaz. Este accesorio es mucha utilidad porque la cabina estará iluminada durante gran parte del vuelo, sea porque pasan a ofrecer comida o bebida, o porque otro pasajero usa la luz de lectura o mantiene abierta la ventanilla.
  • Uso de almohada o apoyacabeza. El principal problema mas frecuente de los asientos de avión es que no es posible apoyar la cabeza en nada cómodo. Para esto son muy útiles los apoyacabeza con forma de U. Una alternativa es ponerles unas gotas de esencia de lavanda o del perfume que nos guste para evitar los olores que nos rodean.
  • Usar ropa cómoda. Teniendo en cuenta que en general no volamos para hacer un desfile de modas, es recomendable viajar cómodos. La ropa suelta siempre es mejor bien para sentirse algo más relajado.
  • Mantener una temperatura agradable. La temperatura dentro de la cabina del avión suele ser un poco fresca, por lo tanto es buena idea llevar una manta y ropa de abrigo.

Si todo esto no es suficiente, podés recurrir a un somnífero. Siempre que sea algo medicamente recomendable. ¿Vos tenes alguna otra recomendación para sumar? Hacenos un comentario.

Y si necesitas mas consejos para tu viaje fijate en alguna de estas entradas:

Alguno tips para emprezar a pensar en vacaciones. 

Viajar con niños en avión.

Viajar gratis, algunas tácticas para juntar millas y no desesperarse en el intento 1.

Recomendaciones para viajar en auto a Brasil.

Llega el sol, y hay que recordar las precauciones.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.