Costa Rica Día 3 y 4

Día 3 – Viacrusis a La Fortuna.

Levántate temprano María que hay que tomar el camión que sale a las 6:30am, Ale y yo somos paranoicos nos gusta llegar horas antes, no vaya a ser.

Llegamos a las 5:40 a la estación. La arquitectura más bizarra para una estación de camiones ever. Es como un mall de tres pisos, abajo hay tienditas y los boletos se venden en el 3er piso. Llegamos al elevador. Vemos que esta activado el botón para bajar, Ale aprieta el botón para subir y un señor exclama “¡Noo!, le tiene que picar al botón de la flecha hacia abajo para que el elevador baje por nosotros, ahora va a subir, y usted quiere que baje.” haha bonito

Compramos los boletos, yo gran conocedora de Ale le suplique de la manera más atenta ir a comprar agua y comidita para el camino, por que uno aguanta el hambre, ¡pero las criaturas!, Ale es 100% Hangry so rolecitos con dulce de leche. Amo el dulce de leche.

La logística para subir al camión algo bizarra. Nos pusieron a hacer fila como en secundaria, una confusión #Latinoamerica (NAAAADA COMPARADO CON BS AS EN SEMANA SANTA NADA, pero de eso luego escribo)

Ya instalados en el camión ilusos ellos pensando que se va directo / sin paradas, ilusos camión pollero parándose en cada pueblo. Yo venía muy emocionada hable y hable como siempre, vi la cara de mi hno, me calle y lo deje dormir. Me dormí. Teletransportación. Estoy en La Fortuna. QUE CALOR O E O.

Me urgía salir de los jeans y ponerme shorts. Un señor nos intercepto “Mi oficina esta aquí cerquita, les regalo un mapa”. Con el calor y las maletas 4 cuadras parecieron eternas, acabamos llenándonos al hostal los amigos de Ale  y yo, y Ale por el mapa.

Ya cambiados y frescos, fuimos a encontrar comida. Es un pueblo pequeño, con un parque al centro y una iglesia. Al rededor están los hostales, restaurantes, tiendas y salidas de tours. Vimos donde comer, pedí un jugo de fruta tica tipo guayaba llamada CAS, deli. Los demás pidieron cerveza. Comimos riquito, no espectacular pero bien. 

Pasamos por mi petición rápidamente a la iglesia. Iglesia de pueblo, nada especial. Eso si el parque lindo con flores tropicales.

IMG_6806

Nos fuimos al hostal a esperar a que diera hora para irnos al tour de caminata por el Arenal. Acostados en la hamaca. Amo las hamacas.

20151108_122831.jpg

Llegaron por nosotros. Nos trepan a un camioncito turístico, el guía es LO MÁS GRACIOSO DEL MUNDO. Se ve que el vato se mete de todo. Esta hecho un palo, cero pena, súper divertido.  Faltaban de llegar dos turistas, los esperamos, no llegaron, arrancamos, los encontraron, esperarlos de nuevo, llegaron, arrancamos. Era un pequeño con su madre. Allí es cuando te das cuenta que es muy cruel tener solo un hijo, el vatito se la estaba pasando pésimo.  Cuando tienes un@ herman@ por lo menos siempre tienes con quien pelear/jugar/platicar. El nene se la paso molestando a la criatura, yo atacada de la risa.  Acabamos siendo amiguitos, sin serlo.

Llegamos al lugar, comenzó una llovizna. Nos pasaron aun pequeño cuartito donde nos explicaron que el volcán esta activo, vimos los instrumentos de medición fotos de cuando soltaba lava. Fotos de la fauna y flora, historias de nuestro guía. Un grillo del tamaño de una mano, horrible.

Continuamos el camino. LOS MEJORES ARBOLES DE LA HISTORIA. Eucaliptos pero la corteza es de colores.

IMG_6841

En verdad es por que no son nativos, un canadiense creativo los trajo y la corteza se les cae,  algo así.

Continua la caminata, fauna, flora. Molestar al niño. Cascada bebé.

Era hora de ir a las aguas termales. Soy súper valiente. Ya estaba oscuro y solo alumbraban con unas linternitas. Yo en pánico y Ale no se si riéndose de mi o preocupado por mi. Los peces me dan fobia. Yo concentrada, metiéndome al río, pensando que no deben existir peces que aguanten el calor del agua, en la oscuridad de la noche ni como saber. Yo y una argentina en pánico. Y la pareja de españoles de lo más alegres. Nos pusieron lodito volcánico en la cara, nos pasaron el Guaro (alcohol tico). Le das un trago EL GUARO NO SABE A NADA pero tiene 30% de alcohol. Así es como te da una congestión.

Salimos exitosos. Compramos unas brochetitas de carne, jamás lo espere, pero me dieron una tortilla de maíz. Nos fuimos a cambiar, fuimos por pizza y un batido de maracuyá. Un rato en la alberca. A dormir.

Día 4 – La Fortuna – Monteverde

Decidimos ir en un tour a hacer kayak. Actividad que creía yo iba a ser relajante y alegre. Allá vamos.

En hiperactivos y emocionados nos subimos al primero. Error, esto no es un lago, no es el mar, es un río con corriente que te arrastra, te gira, te lleva. Los otros humanos se tardaron horas en abordar sus respectivos transportes mientras mi hermano y yo remele y remele contra la corriente.

Listos todos. Meta: No caer, hay cocodrilos.

Con nosotros va una pareja de ingleses que reman tan armónico que parece que ves el Ballet Bolshoi. De verdad vamos impresionados por lo bien que lo hacen, lo sincronizados que van. Ale y yo … mmm…bueno.

Pasamos por unos rápidos ligeros, en los cuales yo siempre tenía pánico de morir. Vimos un perezoso ¡YES!, un señor pico de banana, aves varias, de pronto….  C O C O D R I L O DE TRES METROS DE LARGO A MENOS DE 4 METROS DE NOSOTROS… lo único que nos separa de él es un triste kayak de plástico. Pánico el resto del camino.

Sigue otro rápido. Pasa el guía, todo bien. Siguen los expertos SE VOLTEAN, los amigo de Ale SE VOLTEAN. No sé como le hace Alejandro pero consigue detenerse de un árbol salvándonos la vida. ETERNAMENTE AGRADECIDA. Los ingleses perdieron su cámara y cartera. Los amigos de Ale los zapatos. Pasamos triunfantes, con ayuda del guía, emoción total, euforia, estoy seca.

Continuamos remando, yo cantando: creo que he visto una luz al otro lado del río (8). Me hace feliz remar. Al parecer todo me hace feliz.

Nos fuimos a estampar contra una piedra, no nos volteamos, solo nos frenamos por un momento. Todo por falta de comunicación.

Bajamos a comer panecito, quesito, platanito y café. La alegría de estar seco en una foto. IMG_6884

De allí a seguirle remando 30 min más. Ya con menos emoción y más practica. Éxito rotundo, estamos secos.

Comimos velozmente pollito. Llego la difícil hora de decirnos adiós, cuando nos adorábamos más. Lloré. Ale volvió a San José.

Tomé un barquito a Monteverde. El paisaje frutal.

IMG_6904

Llegué a Monteverde. Mi compañerito de hostal un gringo como de 50 años, suuuper lindo, que me ayudo a planear mis días en Monteverde, me presto su impermeable, el vato lo más. Me salí a caminar, es un pueblo de 3 calles, no hay mucho que hacer ni que ver, pero se supone que allí esta la tirolesa más grande de latinoamerica,  esa es la meta.

Cene y volví al hostal, había llega un danés que la verdad, no resulto ser mi persona favorita, pero pues es lo que hay. Era buena persona. Lo acompañe a cenar y le dimos otra vuelta al pueblo. Dormir.

 

 

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.