Cracovia, un reencuentro encantador

Cracovia fue el último destino de mi viaje. La antigua capital de Polonia, con casi 800.000 habitantes y con una riqueza arquitectónica y artística que la convierten en una de las ciudades más bonitas de Europa.

Planeamos visitar Cracovia en un día a través de tres rutas: una por el centro, otra dedicada a la Cracovia judía y la última por el Barrio  Kazimierz. En el post de hoy, os hablaré sobre la primera ruta así como todo lo que hay que ver a lo largo de ella.

Centro histórico de Cracovia

El centro histórico de Cracovia fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Empezamos en el Teatro Slowackiego, uno de los teatros más importantes de Polonia cuyo edificio es considerado uno de los mejores ejemplos de arquitectura teatral en Europa.RETOCAR Teatro Slowackiego

A continuación, nos dirijimos al monumento a la Batalla de Grunwald, una de las batallas más importantes que se libraron en Europa entre los alemanes y los polacos y lituanos y a la que asistieron más de 150.000 habitantes de Cracovia. Durante la IIGM, el monumento sufrió diversos actos vandálicos y, cuando esta acabó, se decidió reconstruirlo pero esto no ocurriría hasta 1976 cuando fue reemplazado por una copia. Durante todos esos años, en el lugar donde se sitúa hoy el monumento, solo había un pedestal en memoria de la batalla.IMG-20151206-WA0019

Justo en frente de este monumento se encuentra la Barbacana de Cracovia, la cual fue construida en el siglo XV para ser el elemento de defensa más importante de la ciudad, por lo que cuenta con un muro de hasta 3 metros de grosor y fue rodeada por un foso de 6 metros de profundidad y de hasta 26 metros de ancho. Hoy en día es uno de los edificios más grandes y mejor conservados de su categoría en Europa.

RETOCAR Barbican

La Barbacana se puede visitar…

Periodo: Del 15 de abril al 15 de diciembre.

Horario: De 10:30h a 18:00h.

Precios:

Transporte:

  • Tranvía: 2, 4, 14,20, 24, 64, 69 y 72.
  • Bus: 124, 152, 601, 608, 618 y 902.

(Visita de las murallas incluida).

Y justo en frente de la Barbacana, nos encontramos con la preciosa Puerta Florianska, que fue construida en el siglo XIII para proteger la ciudad. Además, a ambos lados podemos encontrar las murallas que rodean la ciudad envueltas por pinturas hechas a mano por artistas locales.

Continuando por la calle Pijarska, llegamos a la Iglesia del Dios de la Transformación (Kosciol Przemienienia Panskiego), donde se formaba a los monjes para ser posteriormente maestros.

La calle Florianska data del siglo XIII y es una de las calles más importantes de la ciudad. Fue parte de la llamada Ruta Real debido a que por ella paseaban los reyes y sus conocidos. Es un lugar obligado para funerales y manifestaciones importantes. Si continuamos por ella a partir de la Puerta Florianska, llegamos al Mercado Central, la plaza medieval más grande de Europa con 200 metros de lado. Esta rodeada por casas grandes y muy bonitas que pertenecían a comerciantes ricos y a través de cuyas arquitecturas se demostraba el poder económico de la familia.

En el Mercado Central podemos encontrar varios de los monumentos más importantes de Cracovia. El primero de ellos es la Basílica de la Dulce Virgen María, que fue construida en el siglo XIV encima de los restos de un antigua iglesia románica que destruyeron los tártaros y restaurada durante el siglo XIX lo que le da la imagen que vemos hoy en día. En su interior, impresiona el imponente techo pintado con frescos en tonos azul intenso; en su exterior, se vuelve curiosa la diferencia en altura y estilo de las dos torres. Además, es muy divertido cuando suena la trompa cada hora desde la torre más alta, el llamado Hejnal, que en la antigüedad sonaba cuando se acercaban los enemigos y que en la actualidad también se hace sonar al mediodía en toda Polonia y en todo el mundo a través de las emisoras de radio.IMG_1308

El Cloth Hall (algo así como “sala de los trapos”) o Sukiennice es el edificio más grande que divide la plaza en dos y que hoy en día alberga una galería con tiendas en la cual compré un conjunto monísimo de pendientes y pulsera de piedras de ámbar típicas de Polonia y el Museo Nacional.

El Sukiennice se puede visitar…

Horario: De martes a domingo de 10:oo a 18:00.

Tickets: Venta hasta una hora y media antes del cierre (16:30)

  • Precio: 14PLN (), 8PLN(estudiantes)(), 26PLN (familias hasta 5 miembros)(), GRATIS (domingo)

Incluido permiso de acceso a la terraza.

Si solo quieres visitar las terraza para ver las vistas…

  • Precio: 2PLN(), 1PLN (estudiantes)(), 4PLN (familias)()

CONSEJO: Reserva tus entradas con al menos una hora de antelación.

Otros de los monumentos del Mercado Central es el de Adam Mickiewicz (inferior), un famoso poeta polaco, que  fue también destruido por los nazis durante la IIGM y hasta 1955 no se pudo recuperar; la iglesia de San Wojciecha, una de las iglesias más antiguas de Cracovia (izquierda) situada en la esquina de la Plaza del Mercado Central donde San Wojciecha predicaba sus sermones; y el Antiguo Ayuntamiento (derecha), que ha sido reconstruido muchas veces y cuya torre es hoy uno de los símbolos de Cracovia.

El Antiguo Ayuntamiento se puede visitar…

Horario: De 10:30 a 18:00.

Precio: 7PLN (adultos)() y 5PLN (reducida)()

Saliendo de la Plaza del Mercado Central por la calle Wilsna, llegamos a la Ventana del Papa, que es la ventana situada justo encima de la puerta del edificio amarillo. Desde esta ventana, el Papa Juan Pablo II, que era polaco, habló a las miles de personas que lo esperaron para recibir su bendición. Como anécdota, se dice que cuando el Papa Benedicto XVI visitó Cracovia, salió a hablarle a los fieles desde la misma ventana y esto no sentó bien a muchos fieles polacos.

2013-11-02 12.15.09

Justo al lado del edificio de la Ventana del Papa, se encuentra la Iglesia Franciscana que ha sido reconstruida varias veces tras sufrir varios incendios. Hoy en día tiene un estilo gótico con rasgos neogóticos y sus vidrieras tienen mucho valor en Polonia. Se puede visitar la iglesia durante 20 minutos de 06:oo a 19:45.2013-11-02 12.14.05

Y, para finalizar con la ruta, visitamos los alrededores del Castillo Real y la Colina Wawel. En el siglo XI, los monarcas polacos dicidieron vivir en esta zona por primera vez y, a partir de entonces, multitud de reyes han continuado viviendo aquí llevando a cabo diferentes remodelaciones en los edificios. En la actualidad, todavía se está reconstruyendo y descubriendo restos del paso de los nazis durante la IIGM.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.