Crucero por el Mediterraneo Occidental 2012 (Primera parte)

Nuestro primer viaje fue un crucero. No estaba previsto, ya que normalmente la gente cuando viaja las primera veces suele escoger destinos más cercanos o no tan pomposos, pero no nos pudimos resistir a la oferta que nos hicieron. Aquél año los cruceros de Costa bajaron enormemente los precios y la agencia de viajes nos dijo que este destino raramente lo conseguiríamos tan bien de precio. Y tenía razón. Así que…porqué no? Por menos de 800 euros por persona teníamos un crucero que nos llevaría desde Bari pasando por Katákolon, Rodas, Santorini, Dubrovnik y llegando a Venecia. Así que siendo nuestro primer crucero nos pareció buena elección.

Así que llegó el esperado día. Teníamos que coger un avión que nos llevara desde Barcelona a Bari, ya que al ser una compañía italiana, los barcos zarpaban desde allí. Una vez llegamos allí, nos recogió un autocar que nos dio una vuelta por Bari hasta llegar al puerto. De Bari sólo pudimos ver ese recorrido, no nos pareció bonito (era pequeño y no vimos gran cosa) pero más tarde lo busqué por internet y me pareció un sitio que tiene encanto y del cual la gente tiene buena opinión. Así que al final resulta que nos perdimos más de lo que pensábamos.

Cuando el autocar nos dejó en el puerto y vimos el barco, nos quedamos sin palabras! Nosotros no estamos acostumbrados a lujos ni cosas parecidas, por eso todo lo que veíamos nos dejaba alucinados. Había gente que ya habían hecho otros cruceros antes, pero para nosotros todo era nuevo así que todo lo que veíamos lo apreciábamos mucho. Total, que después de comprobar nuestros pasaportes, hacer la cola (había cientos y cientos de personas) entramos en el barco y…uauuuuuu!! seguíamos alucinados!! Además era un barco nuevo, lo estrenábamos nosotros por lo tanto todo estaba impoluto. Los trabajadores del barco eran la mayoría indios e italianos pero tenías a tu disposición un guía español que estaba siempre en el barco y al que le podías consultar cualquier duda. Luego fuimos a nuestro camerino. Como era nuestra primera vez nos daba igual que fuera interior, sin ventana (total donde menos íbamos a estar era en el camerino) así que dejamos nuestras cosas y empezamos a explorar el barco. Enorme, grandioso, espectacular! Lleno de bares de diferentes temáticas, piscinas, jacuzzis, salas de juegos, discotecas…Y claro, con todo incluido cada dos por tres un cóctel en la mano! Definitivamente el Costa Fascinosa hacía honor a su nombre.

Después de haber explorado bien el barco, nos teníamos que dirigir a la sala de reuniones. Allí nos reunían a todos los españoles con el guía español del barco y nos explicaban un poco todo (horarios, excursiones, dudas…) Mientras él hablaba el barco empezaba a zarpar dirección Kátakolon. Y ya no detallaré más el barco, pasaré a explicar los lugares tan bonitos al que nos llevó 🙂

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puesta des del Fascinosa

Category: Cruceros
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.