Cruceros: llegan 32 barcos y se desacelera la caída del mercado

A dos meses de su comienzo y con la llegada de 32 barcos, la caída del mercado de cruceros local se está desacelerando. En esta temporada, estos buques de lujo realizarán 101 recaladas, un 9% menos que las 111 que hicieron 31 cruceros en la anterior. La cifra se contrarresta con la caída del 30% que había habido  en la temporada 2014-2015 con respecto a la que la antecedió.

Entre su lanzamiento, el 31 de octubre y su cierre el 4 de abril, según informa la Administración General del Puertos, en esta temporada de cruceros se movilizarán 301.360 pasajeros. Esto representa un 9,7% menos que en la pasada, cuando entre los que embarcaban, desembarcaban o estaban en tránsito se movieron 329.290. Hace tres años, entre 2012 y 2013, la actividad llegó a su pico máximo: hubo 160 recaladas y 510.812 pasajeros. Después de ese récord, empezó una caída constante que se sintió fuerte hace un año, cuando de 159 arribos se pasó a apenas 111.

¿Por qué esta caída? El mercado de los cruceros reacciona tardíamente, porque las temporadas se programan con dos años de antelación. El año pasado se sintieron los coletazos del freno que hubo en el turismo internacional. Y a nivel local, según fuentes del sector, incidió y aún incide el encarecimiento del destino Argentina y los altos costos de anclaje que hay que pagar en el país.

En MSC Cruceros explican que anclar en los puertos del itinerario que incluye Argentina, Uruguay y Brasil es mucho más caro que hacerlo en los del Mediterráneo Oriental o Asia. Y aseguran que operar en el puerto de Buenos Aires es el triple de caro que hacerlo en Barcelona. Aún así, la compañía apuesta al crecimiento del mercado local. Tanto es así que el 15 de diciembre trajo al mayor crucero que haya ingresado al puerto de la Ciudad: el MSC Splendida, con 4.000 pasajeros, 18 pisos y 333 metros de largo.

Leé también:  Cómo es una auténtica ciudad flotante

Pero se trató de una única visita. En la zona quedaron cuatro barcos: el Poesía, dedicado al público local, el Magnifica, el Armonia y el Lirica. Todos están haciendo travesías hacia y desde Brasil. “Reiteramos nuestro compromiso con el mercado argentino, en el cual seguimos invirtiendo y ocupando una posición destacada de liderazgo”, afirmó Roberto Fusaro, Director Ejecutivo para Sudamérica de MSC Cruceros, cuando anticipó la temporada 2016-2017, en la que la empresa también destinará cuatro barcos para la región.

El año pasado, cuando la retención al dólar turista subió del 20% al 35%, la cantidad de pasajeros argentinos disminuyó considerablemente. En ese sentido, la reciente devaluación no tendría tanta incidencia porque un dólar a $ 13,50 o $ 14 no difiere del que se venía pagando. La única diferencia es que el impuesto anterior podía descontarse del pago de Ganancias.

En cualquier caso, de acuerdo a una encuesta del Observatorio Turístico del Ente de Turismo porteño, en la temporada 2014-2015 el 77% de los pasajeros eran extranjeros. Y cada uno de ellos gastó un promedio de $ 1.264 por día en la Ciudad, el doble que los cruceristas argentinos, cuyo gasto promedio fue de $ 589. El 57,6% de los turistas extranjeros provenían de países limítrofes, especialmente de Brasil. Por eso preocupa qué pasará en las próximas temporadas, a raíz de la fuerte devaluación del real. Mientras, el 21,2% de los pasajeros provino de Europa.

En cuanto al perfil de los viajeros, hubo grandes diferencias entre los argentinos y los de otros países. El 54,8% de los cruceristas nacionales tenía entre 31 y 45 años y el 62,1% viajaba en familia. En cambio, el 45,3% de los extranjeros tenía de 46 a 65 años y el 42,9% embarcaba en pareja. Por otra parte, el 68,2% de los argentinos no pernoctó en la Ciudad y quienes sí lo hicieron, se quedaron en casas de amigos o familiares. El 51,9% de los turistas internacionales se quedaron una noche. El 80,1% de ellos lo hizo a bordo del barco.

En su corta estancia en Buenos Aires, el 45,1% de los extranjeros y el 32,3% de los argentinos aprovecharon para recorrer el Casco Histórico. Y la actividad más elegida fue la de disfrutar la gastronomía porteña. Más allá de su nacionalidad, a la hora de hacer compras los productos más elegidos por los cruceristas fueron la ropa y los souvenires.

¿Qué pasará en la próxima temporada? Por ahora están programadas 88 recaladas. El primer crucero en llegar será el Insignia, de Oceania Cruises, con capacidad para 684 pasajeros. Anclará el 6 de noviembre proveniente de Montevideo y en el marco de un viaje alrededor de Sudamérica.

Fuente: Clarín

Category: Cruceros
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.