De aventura por Udine…

24 de marzo, 6:00 de la mañana, sonaba el despertador. Empezaba unos de los días más apasionantes de los que llevo en esta gran aventura, debíamos coger un tren a las 7:20 el cual nos llevaría a Udine para presenciar el partido que enfrentaría a dos grandes selecciones absolutas, Italia-España. El viaje se hacía largo, no sé si por su duración haciendo un cambio de tren en Venecia, o por las ganas que teníamos de llegar a Udine. Una vez en Udine sobre las 11:30 nos tocaba buscar el hotel donde se concentraba la Selección Española, ya que un responsable de la Federación nos daría las ansiadas entradas para poder ver el partido. En ese mismo lugar fue donde conocimos a los otros dos compañeros, Miguel y Daniel que viven en Padova, que verían con nosotros este gran partido.

yyy

Una vez cogidas las entradas, tocaba hacer tiempo puesto que el partido empezaba a las 20:45. Conocimos Udine, encontrando un restaurante en el cual todos charlamos sobre nuestras experiencias en nuestros clubs.

Tras recargar las pilas en el restaurante con una muy buena compañía, tocaba en este caso, encontrar el estadio. Fue curioso, durante su búsqueda, nos pararon unos periodistas para hacernos unas fotos puesto que estaban haciendo un reportaje sobre españoles en Udine con motivo del partido que se disputaba esa misma tarde, fue bastante divertido;  incluso nos sacaba unas risas el recordar el momento durante la tarde. Tras dejar a los periodistas, continuamos con nuestra búsqueda del estadio. Finalmente, lo encontramos; no sin antes haberle preguntado a un chico el cual muy amablemente nos acompañó hasta cierto punto en el cual nos dijo ”Adesso, tutto dritto!”. Tras despedirnos de él y darles las gracias, eso hicimos, marchamos todo recto en la dirección que nos indicó.

Atardecía, se acercaba la hora del partido y cuando creíamos que íbamos mal, vimos una señal inequívoca a lo lejos…¡Unos Focos!

LLegamos al estadio al fin. Que decir del estadio… IMPRESIONAkkkNTE. Uno de los estadios más bonitos que recuerdo. Ya en nuestros asientos veíamos como el estadio se iba llenando… empezaba el espectáculo. Una previa al partido impresionante, con los himnos interpretados en directo y con dos paracaidistas cayendo en el círculo central desde el cielo con las banderas Española e Italiana.

Solo faltaba ver rodar el balón y ver a ambas selecciones jugar. Experiencia única el poder ver no solo a la selección española en pleno estadio si no también a otra potente selección como la Italiana.

pppp

Pitido final, se acabó el gran partido con empate a 1. Contentísimo por la experiencia, nos dirigíamos a la estación tren, nos tocaba otra larga espera, el tren de vuelta salía a las 5:00 de la mañana. Como no podía ser de otra manera, nos perdimos de camino a la estación aunque hay que mirar el lado bueno de las cosas, dimos con un resturante para poder cenar y hacer tiempo hasta coger el tren. En el resturante, 3 de nosotros pedimos una pizza maxi para cada uno, gran error. Cuando nos la trajo no nos lo creíamos, eran ENORMES, con una podíamos comer los 3 e incluso sobraría.

IMG_4034

Tras la cena y con las baterías cargadas más que nunca por lo grande que eran los platos, fuimos de camino a la estación, dando con ella a las 2 horas. Tocaba esperar, quedaban casi 3 horas para coger el tren. El sueño se iba apoderando de nosotros poco a poco aunque pudimos aguantar hasta poder coger el tren que nos llevaría de vuelta a casa debido a las conversaciones que manteníamos. LLegaron las despedidas en Venecia, los dos nuevos compañeros debían coger un nuevo tren para Padova; mientras que nosotros debíamos cogerlo para Verona.

Ya en Verona sobre las 9:30, el largo día no acababa aquí. Debía ir a casa para ducharme,cambiarme y comer puesto que a primera hora de la tarde tenía programado un nuevo día de entrenamiento hasta por la noche con el Chievo.

uuu
Más de 24 horas sin dormir, 24 horas en las que ha pasado todo lo que acabo de contar. Y aunque parezca increíble a pesar del cansancio lo volvería a repetir sin dudar puesto que este tipo de aventuras son las que te harán recordar lo bien que lo has pasado en esta experiencia de 92 días.

nnnn

Por último solo quiero agradecer a la Fundación Real Federación Española de Fútbol, y a María Jesús Villodres por las invitaciones para ver el partido en Udine. Ya que no solo fue ver un partido, fue una gran experiencia con un largo viaje en el que por mi forma de pensar, saco siempre lo bueno: pude conocer una nueva ciudad, pude ver un partido de la selección absoluta de mi país, pude conocer a nuevas personas y compañeros y lo mejor de todo, podré recordar las divertidas historias y anécdotas que he vivido en este viaje que no solo me hacen desarrollarme como entrenador, si no también como persona.

IMG_3917

Kevin Cardeiro

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.