Despedidas

Mi vida es un menú de ligeras despedidas. La entrada, la salida. El postre es el beso final. Ese beso que duele de incertidumbre. Si la vida me anunciara si nos volveremos a ver.

A Martín, a Nicolás, a Lucas. ¿Los volveré a ver? ¿Por qué entran a mi vida como una ola de sudestada, llenándome de toda su escencia, desnudando su alma, convirtiéndose en testigos, quitándome las máscaras? ¿Por qué me descubren, se inmiscuyen en mi vida, en mis sueños, en mis noches y en mis días? Aparecen en las tardes con los mates y los bizcochitos. Aparecen en la cerveza artesanal, o en un plato de ñoquis. Aparecen en el cine Gaumont en la función de las catorce horas. Aparecen con una guitarra criolla y una canción desafinada. Aparecen desnudos en el balcón. Aparecen en un dibujo a lapiz. Me encuentran en la costa andando en bicicleta, me encuentran paseando sus perros. Me encuentran en un viaje, en su regreso, o en mi próxima partida. El mundo gira y vamos caminando. ¿Por qué siempre me desnudan los que se van? ¿Por qué me aman cuando me estoy por ir? ¿Por qué me buscan si ya estoy en otra ciudad?

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.