El Delta en Argentina, desde mi lente.

Argentina, un país que tenía en el tintero de pendientes por conocer, de la nada y como un torbellino, nació la idea, fue tomando forma hasta que se realizó.

Yo, fotógrafa amateur, decidí dejar todo y lanzarme a la aventura de conocer el sur de Argentina con cámara en mano.  Este sería un viaje en solitario con mi cámara como compañera de viaje.

Y así fue, salí de Guatemala hacia Buenos Aires, en donde conectaría hacia el Calafate.  A las 6 de la mañana que llegué, me recibe la línea aérea con la noticia que no llega mi equipaje, tenía dos opciones entrar en pánico, porque nunca antes me había pasado esto en mi trayectoria de viajera, o bien tomarlo con calma.

Llamé a una gran amiga, que conocí en Turquía y de forma inmediata y sin dudarlo, me abrió las puertas de su casa para llegar mientras aparecía mi valija.

María Eugenia y Dany, mis amigos en mención me regalaron un hermoso paseo por río Delta, inmenso, impresionante.  Lo navegamos a sus anchas, un río bravo, poderoso, grande, con una belleza particular, un encanto inigualable, que me regaló mis primeras fotografías, con un atardecer único.

Featured image

El Delta me concedió el reflejo del atardecer en sus aguas, espectáculo del que quedé enamorada y del cual plasmé el momento en mi cámara.

El clima estaba fresco, con sol, despejado el cielo, el Delta orgulloso me ofreció la vista desde sus aguas de la ciudad de Buenos Aires, otra vista espectacular, también me mostró su fauna y flora, todo un conjunto difícil de olvidar.

Les comparto un poco de lo que describo, el Delta tras mi lente.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.