El secreto de las playas caribeñas

No todo es lo que parece. La fina y blanca arena de las islas desiertas del Caribe son en realidad excrementos de pez loro.

playas

El pez loro jorobado, que puede llegar a tener el tamaño de un corderito, come pólipos  y algas coralinas, pero para conseguirlo necesita atravesar el duro esqueleto calcáreo que protege a los pólipos.

pez-loro-jorobado

En la fotografía de arriba se puede observar los enormes dientes del pez, que funcionan como alicates. Gracias a esta dentadura, el pez consigue arrancar grandes trozos del coral para encontrar los pólipos. El esqueleto calcáreo queda reducido a una fina arena que los peces expulsan por el ano, ya que no la han podido digerir.

13517090dV

Gracias a las olas y a las corrientes marinas, esa arena se va acumulando haciendo islas. Así que si vas a alguna playa de alguna isla desierta del Caribe, recuerda que estás pisando los excrementos de algunos peces loro.

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.