English Visits

Esta tarde he quedado con una chica de Southampton. Es muy agradable. La verdad que su vida es realmente interesante.

Tiene mi edad, es del 1997, y este año ha acabado lo que sería aquí el bachillerato. Como yo, ella no sabía que hacer, si iba a ir a la  universidad o si se iba a poner a trabajar. Antes de equivocarse ha decidido salir de su país y venirse aquí a hacer de au pair, durante un año. Totalmente sola. Sin saber nada de español, ni conocer a nadie, excepto a mi y mi hermana, que la conocimos este año en Inglaterra.

El motivo de su viaje es encontrarse, tomar una decisión, darse cuenta de lo que quiere. Creo que yo debería haber hecho lo mismo, visto lo visto. Después de este año de au pair su intención es hacer el interrail, también sola. Yo creo que hay que tener valor y ser fuerte, para hacer este tipo de cosas, sola. Conocer el mundo por tu cuenta. Estar a solas contigo misma. Supongo que es algo difícil de decidir, pero una ve te decides no hay marcha atrás.

Una parte de mí desea ser ella, tener el mismo coraje para invadirse en otra cultura a solas. Para ganar confianza, para conocerme.

Sinceramente, sería impresionante largarme. Salir de aquí. Empezar de nuevo. Hacer un reset, por así decirlo. Supongo que los primeros días querría volver a casa, pero no. Quiero salir de mi piel que ha sido marcada por la sociedad que me rodea. Salir desnuda al mundo, y abrigarme con lo que  me brinde la experiencia. Conocer gente, conocer el mundo, conocer de donde vengo. Saber quién soy.

La experiencia de amar el mundo. Sin que nadie me conozca. Ahora que lo leo me doy cuenta de lo fuera de mi alcance en que se encuentra este deseo. Tanto por la economía como por mi valentía. Pero no es imposible.

Y esa chica es de mi edad. Luego me detengo frente el espejo y me pregunto qué cojones estoy haciendo. Siento que desaprovecho algo, pero no se el qué. Quizás soy yo, que no se apreciar lo que tengo hasta que dejo de tenerlo. Puede que sea eso. O que me preocupo más por el pasado o el futuro, en vez de admirar el momento. Nunca estoy conforme, siempre quiero algo más o espero algo más. Puede que sea algo bueno, y así me esfuerce en conseguir aquello que tanto deseo, o quizás es una maldición. Porque a lo mejor no hay más, y sigo esperando y esperando cuando me tendría que haber dado cuenta de que ya lo tenía.

Siempre es la misma historia de siempre. Algún día pondré los pies en la tierra. Pero no todavía. Es bueno soñar. O no.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.