Erase una vez…Cardona

Erase una vez, un grupo de mamaswholunch que convencieron a sus parejas e hijas, para pasar todos juntos, un fin de semana de cuento de princesas.

Así que cogieron sus carruajes y fueron hasta el Parador de Cardona…uno de los castillos más importantes de Cataluña.

image

Allí les esperaban Sança, Arnau de Segalers y Natan, viajeros del tiempo desde el siglo XI que buscaban el verdadero final sobre la historia del amor prohibido de Abdalés, hija del vizconde Ramón Floch, con Abdalá, príncipe sarraceno.

La acción, la música y el misterio les ayudaron a conocer el esplendor medieval de este castillo que se construyó para defender el acceso a las cuevas de sal.

Tantas aventuras, abrieron el apetito de todos los huéspedes y fueron a cenar en una de las salas de la residencia de los señores de Cardona, los “ricos señores de la sal”, ahora convertida en restaurante. Todas las niñas, auténticas pincesas, ataviadas con sus mejores galas, fueron tratatas como tales y servidas en una mesa reservada para ellas solas.

Al día siguiente, las princesas tenían que decidir si querían visitar la cueva de sal, un lugar único en el mundo. A 86 metros de profundidad, se puede ver en todo su esplendor y espectacularidad los diferentes pliegos y vetas del yacimiento y la diversidad de minerales.

Los hermanos Bartomeu, científicos exploradores, con conocimientos en muchos campos de la ciencia, nos propondrían acompañarlos en la fase final de su proyecto de alquimia, donde encontrarían un nuevo mineral, una piedra que cambiaría la historia de la humanidad.

Pero nuestras princesas prefirieron realizar una búsqueda del tesoro por los alrededores del castillo.

Tras el éxito en la búsqueda, y con la recompensa en su poder, decidieron dar un agradable paseo por el centro histórico del pueblo que es un Bien Cultural de Interés Nacional.

Sus orígenes se situan en la primera mitad del siglo XI, cuando se formó un pequeño burgo alrededor del mercado que se celebraba a los pies de la montaña del castillo y donde estaban seguros encontrarían algún lugar donde reponer la energía desgastada.

Y colorín, colorado, nuestro cuento se ha acabado.

Pero si tu quieres vivir tu propia aventura, puedes ver todas las opciones que Cardona te propone para visitar su castillo, la montaña de sal, el centro histórico, el museo de la sal, el centro de artesanía o descubrir su naturaleza y patrimonio,  aquí

 

#mamaswholunch

etiquetas #mamaswholunch #paradordecardona #princesas #busquedadeltesoro #unesco #cuevasdesal

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.