Erase una vez….

Me encantan las leyendas antiguas, sobretodo si tiene lugar en mi tierra, Extremadura.

Sobretodo cuando se cuentan en una habitación oscura, lloviendo a mares y con tormenta o si te lo cuentan personas de la tercera edad, siempre lo he dichos, estas personas tienen un tesoro que se llama sabiduría.

Aquí os dejo algunas de mis preferidas, espero que OS gute igual que a mi ☺

image

La Dama Blanca del Guadiana:

Una pequeña niña llamada Leonor que vivía en Badajoz, quedó huérfana muy pronto debido a un trágico accidente. Sus padres viajaban en un coche de caballo, tras quedarse dormido el conductor, la calesa cayó al Guadiana y estos se ahogaron.

Pasado un tiempo la preciosa Leonor crece y los pacenses la contemplaban siempre solitaria en el balcón de su casa, hasta que un día, pasó por debajo un negociante de una localidad cercana, quien insistió hasta que pudo citarse con la chica en el Puente de Palmas. Tras varios encuentros, Leonor acaba enamorándose de este apuesto chico y se entrega a él.

A medida que pasaba el tiempo, el apuesto joven cada vez visita menos a su amada hasta que un día no vuelve. Leonor, escucha que quien decía estar enamorado de ella, ya tenía una familia.

Tras no poder soportar ese dolor, se viste de blanco como el día de su primera cita con el mencionado cortejador, se dirige hacia el Puente de Palmas y se arroja al vacío. El cuerpo de la guapa chica nunca apareció.

Todo pacense sabe que si se quiere ver a la bella Dama Blanca del Guadiana, tiene que nadar bajo el puente de Palmas las noches de luna llena en las que ésta se refleje en el agua. Todo aquél que haga esto, verá a dicha dama, pero a cambio de la muerte por contemplarla.

image

La Cabra Montesina de Las Hurdes:

Un pastor se encontraba trabajando en su campo, cuando vio una cabra con un aspecto desafiante, sin darle mucha importancia. Al segundo día, la volvió a ver en el mismo sitio y a la misma hora, pero no es hasta el tercer día cuando se fija detenidamente y ve cómo dicha cabra da de mamar a unos recién nacidos.

El pastor entró en estado de pánico, creyendo que había visto al mismo diablo. Al día siguiente salió armado y desafiando a dicha cabra, quien se enfrentó a él y quitó la vida a todo su rebaño, teniendo que huir y esconderse en su cabaña. Cuentan los hurdanos que el pastor fue hallado en su cama destrozado por cornadas de algún animal.

image

¿Y tú sabes alguna leyenda popular?

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.