Japan -about-.

Para entrar a contar cualquier historia sobre Japón, encuentro necesario hablar de la experiencia en general, en primer lugar. Algo así como una introducción que también contiene algo a posteriori.

Cuando decidimos lanzarnos a recorrer Japón, el destino parecía ser el paso no tan lógico y, por lo mismo, muchas películas se me pasaban por la cabeza de lo que podría encontrar, de cómo sería y de cómo no, de lo que quería ver, etc… por otra parte, el viaje llegaba en un momento donde había adquirido cierta estabilidad y ponerse en marcha otra vez provocaba paja, dudas y una necesaria ruptura. Cuando uno está ya lejos, es casi un deber -por así decirlo-, ir un poco más lejos.

Volver a la backpacker routine y sortear las complicaciones del idioma, el dinero, el ambiente y la cultura. Sonaba hasta entretenido y lo terminó siendo; creo que aprendí harto más cosas acerca de la vida en la calle y de esto de vivir cargando una mochila, pero al mismo tiempo fue un desgaste enorme, de esos que toma tiempo recuperarse y, creo, que en retrospectiva, ha sido uno de los viajes más agotadores y uno de los países con los que ha sido más difíciles congeniar.

De vuelta en Tai, se siente como un respiro enorme, pero a veces igual hecho de menos esa sensación de andar a la deriva entre la niebla, con frío y sin saber muy bien en qué momento va a caer la lluvia. Pero las razones en Tai, son distintas, acá no vengo a conocer.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.