Kioto una ciudad de templos, jardines y tradiciones.

De algunas ciudades esperamos mucho y de otras poco. Poco esperaba de Kioto al bajarme del bus después de 8 horas de viaje desde Tokio, llegando a las 7:00am y en compañía del frio de la mañana me fui caminando hasta el hostel el cual estaría a unos 30min desde la estación de trenes, esos 30min se convertirían en poco más de 1 hora, ya que lo que uno espera que le pase en Japón sucedió, perderse. Entre encontrarme perdido y tratar de llegar a la dirección correcta noto que la ciudad de Kioto no tiene nada en especial, tal vez para ese momento aún seguía dormido o pudo ser por el hecho de haber visto tanto en Tokio que mi cabeza quedo llena de imágenes de modernos y altos edificios, gran cantidad de personas en las calles y un caos organizado que no se ve en Kioto. Pero esa idea no tardo en cambiar.

Kioto, Japón.

Kioto, Japón.

Llego al hostel y me regalan un mapa para que me ubique mejor, al abrirlo me encuentro con la sorpresa de que el mapa tenía 50 templos marcados para visitar. Me pregunte Cuando los voy a visitar todos? Cuáles serán los mejores? Cuantos templos abran en esta ciudad?

Imágenes de los Jardines de un templo budista.

Imágenes de los Jardines de un templo budista.

Ahí me di cuenta que el atractivo de Kioto no es su ciudad como tal sino que su atractivo está en sus templos, jardines e historia que sigue intacta a pesar de los difíciles momentos que paso Japón durante la guerra.

Atardecer sobre el jardín de algún templo en Kioto.

Atardecer sobre el jardín de algún templo en Kioto.

No tenía el tiempo para visitar todos los templos y tuve que tomar la difícil decisión de elegir a cuales ir y cuales dejar de lado con la esperanza de que algún día volveré para recorrerlos todos.

Japón tiene dos religiones la budista y la sintoísta sabiendo esto podemos iniciar con lo que yo llamaría la ruta de los templos de Kioto, caminando junto con decenas de personas como si de una procesión se tratara a lo lejos vi algo que llama la atención era un templo, sin personas y la curiosidad me gana por lo que decido entrar y dejar atrás la procesión que estaba haciendo, al llegar me doy cuenta que es un templo budista y es usado solo por locales para presentar sus ofrendas y hacer sus oraciones, es imposible no quedarse acá un buen rato viendo como los japonés demuestran su fervor religioso.

Mujeres en posición de oración en un templo budista.

Mujeres en posición de oración en un templo budista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPC090329

Otra sorpresa, detrás del templo hay un cementerio el cual nos transporta a un tiempo y lugar completamente diferente a lo que uno pudiese imaginar.

Cementerio tradicional japonés.

Cementerio tradicional japonés.

Cada una de las varas largas representa el nombre de una persona de la familia ya fallecida.

Cada una de las varas largas representa el nombre de una persona de la familia ya fallecida.

Retomo el camino en dirección al templo Kiyomizu-dera uno de los grandes atractivos no solo de Kioto si no que de todo Japón, que desafortunadamente para mi visita estaba cerrado por mantenimiento. Pero las vistas del lugar, los templos y construcciones anexas hicieron que llegar hasta este lugar valiera la pena y aunque es cierto que el templo principal estaba cerrado esto no fue motivo para no disfrutar de sus alrededores.

Entrada principal al templo Kiyomizu-dera.

Entrada principal al templo Kiyomizu-dera.

Alrrededores del templo Kiyomizu-dera.

Alrrededores del templo Kiyomizu-dera.

PC090376PC090378PC090374

La vista hacia la ciudad de Kioto desde este templo es espectacular por lo cual vale la pena esperar para ver el atardecer desde acá.

Ciudad de Kioto al fonto.

Ciudad de Kioto al fonto.

Atardecer en Kioto.

Atardecer en Kioto.

Otro de los grandes favoritos es el Fushimi Inari-taisha este es un templo dedicado a la religión sintoísta, el cual se caracteriza por las miles de puertas de color naranja donadas por diferentes empresarios japoneses, los empresarios donan estas puertas ya que es una manera de pedir a su Dios por la riqueza y prosperidad en sus negocios.

El lado religioso de Kioto.

El lado religioso de Kioto.

Los Toris (Puertas naranjas) donados por miles de empresarios japoneses.

Los Toris (Puertas naranjas) donados por miles de empresarios japoneses.

Lo escrito en Japones en cada uno de estos toris indica un nombre de la empresa por la que fue donado.

Lo escrito en Japones en cada uno de estos toris indica un nombre de la empresa que realizo la donacion.

Este templo se eleva sobre una montaña, por lo cual su recorrido es sinuoso, subiendo y bajando gradas a lo largo de 4km por lo cual puedes tardar toda una mañana en conocerlo, pero realmente vale la pena tomarse el tiempo y disfrutarlo poco a poco, ya que sus Toris naranjas en línea (Puertas), sus altares, su bosque tranquilo acompañado de vistas increíbles hacia la ciudad harán que el tiempo pase a un segundo plano y disfrutes en recorrerlo desde el inicio hasta el final.

Templo Fushimi Inari-taisha.

Templo Fushimi Inari-taisha.

PC100444

Algunos de los ídolos de adoración para los japoneses en la religión sintoísta.

Algunos de los ídolos de adoración para los japoneses en la religión sintoísta.

Esta es una de las tantas piletas con agua que está a la entrada de los altares en los templos. Se utilizan para lavar las manos y la boca en un acto de purificación para así poder ingresar a los altares del templo.

Esta es una de las tantas piletas con agua que está a la entrada de los altares en los templos. Se utilizan para lavar las manos y la boca en un acto de purificación para así poder ingresar a los altares.

Uno de los tantos altares que tiene este templo.

Uno de los tantos altares que tiene este templo.

PC100488

Habíamos mencionado las increíbles vistas de la ciudad de Kioto que se pueden ver desde el templo.

Habíamos mencionado las increíbles vistas de la ciudad de Kioto que se pueden ver desde el templo.

Estos pequeños niños con la ciudad a sus pies.

Estos pequeños niños con la ciudad a sus pies.

Algo que vuelve atractivo a Kioto son sus jardines delicadamente cuidados que lucen todo su esplendor durante la primavera y el otoño. Viajar a Kioto finalizando el otoño justamente da una idea de cómo lucen estos jardines, los cuales gracias a las hojas de los árboles que se tiñen de color, transforman por completo el paisaje de la ciudad.

Jardines estilo japonés.

Jardines estilo japonés.

Fin del Otoño en Kioto.

Fin del Otoño en Kioto.

PC100536

Entre todos los arboles tenidos de color por el otoño también vamos a encontrar el bosque de bambú, el cual sobresale por la gran altura y su profundo color verde que acompañado de turistas vestidos con kimonos dan la sensación de que se está viajando en el tiempo.

Bosque de Bambú de Sagano en Kioto.

Bosque de Bambú de Sagano en Kioto.

Viajar en el tiempo es la frase que representa a Kioto.

Viajar en el tiempo es la frase que representa a Kioto.

A unos cuantos kilómetros de distancia del bosque de bambú está el templo que podríamos decir es un icono no solo de Kioto si no que de todo Japón, es de tal belleza que no es suficiente con solo mirar su estructura también se debe mirar su reflejo sobre el agua. Sabes cual templo es?PC100553

Sí, es el templo Kinkajú-ji o más conocido como el templo del Pabellón de Oro, tiene este nombre por su color dorado y por estar recubierto con láminas de oro. Este templo es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1994, su belleza simplemente deja con la boca abierta a todos los que lo visitan y me atrevería a decir que es uno de los templos más hermosos de todo Japón y visitarlo durante un día despejado al atardecer es todo un deleite para la vista ya que su estructura se refleja por completo sobre el lago que tiene a la par, como si este fuese un espejo.

Templo Kinkajú-ji

Templo Kinkajú-ji

PC100557

Definitivamente Kioto es una ciudad llena de templos increíbles para visitar, adornados por jardines fuera de este mundo. Pero no nos podemos ir de Kioto sin ver un poco de su historia como ciudad, el mejor lugar para viajar al pasado de Kioto es el distrito de Gion reconocido como uno de los distritos de geishas más importantes del país y que a la actualidad es el que alberga el mayor número de ellas.

Distrito de Gion. Kioto.

Distrito de Gion. Kioto.

No tocar a las geishas. Sera que alguien ya lo ha hecho?

No tocar a las geishas. Sera que alguien ya lo ha hecho?

Caminar por las calles del distrito de Gion es simplemente devolverse en el tiempo, sus calles están llenas de casas de té, restaurantes que aún mantienen ese apego por el pasado y por supuesto las Okiyas que son las casas donde viven las Geishas (conocidas como geiko en Kioto) y las maiko (aprendices de geisha) durante la duración de su contrato. Por cierto durante en la noche en Gion es posible observar geishas y maikos verdaderas saliendo de sus Okiyas es solo cuestión de suerte y paciencia. En mi caso no vi ninguna geisha pero si una maiko acompañada de lo que sería su “tutora” saliendo de la Okiya para tomar un taxi.

Algunas de estas son las casas donde viven las geishas. Se calcula que en Gion hay unas 80 en la actualidad y representan el mayor número de todo Japón.

Algunas de estas son las casas donde viven las geishas. Se calcula que en Gion hay unas 80 en la actualidad y representan el mayor número de todo Japón.

Otros son restaurantes o las casas de té donde trabajan las geishas, poniendo a prueba sus destrezas en las artes para la entretención de sus invitados.

Otros son restaurantes o las casas de té donde trabajan las geishas, poniendo a prueba sus destrezas en las artes para la entretención de sus invitados.

Como había mencionado en un inicio la ciudad de Kioto como tal no tiene nada interesante que mostrar, perfectamente podría pasar como una ciudad japonesa más, pero su rica historia, sus aires de antigua capital, sumado a la experiencia de visitar los templos y sus hermosos jardines, hacen de Kioto una de esas ciudades especiales, que te terminan sorprendiendo y a la cual desearías haberle dedicado más días para su recorrido y que sin duda volverías a visitar en un nuevo viaje a Japón.

Templos y jardines la hermosa combinación de Kioto.

Templos y jardines la hermosa combinación de Kioto.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”. – Samuel Johnson

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”. – Samuel Johnson

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.