La ñiñita va para la playa

12998665_10208084478086380_2638438225793178289_nEsto de irnos a margarita con Arantza chiquitica fue toda una aventura, especialmente por la cantidad de cosas que ella iba a tener que ver y vivir que nunca había vivido. Desde que nació ha tenido salidas cortas con toda la protección del mundo, pero en este caso, era exponerse durante a una semana a las correrías de un lugar distinto, gente distinta, un ambiente distinto, una temperatura distinta, es decir, todo nuevo menos mamá y papá.

No podemos negar que el asunto de montarse en un autobús (del SITTSA para que no se asusten claro está), subirse a un avión, viajar en taxi a todos lados, visitar parientes, caminar por la cuatro de mayo e ir a un automercado era toda una experiencia.

IMG-20160413-WA0003El asunto de ir a la playa y dormir en una tumbona con el mar arrullándola, dormir ultra re-cómoda con papá y mamá en una cama exquisita del Wyndham Concorde, bañarse en una ducha o en un lavamanos (aunque a mi me gustó más la ducha), para tener un mes y medio, era toda una odisea.

Al final,  era algo que debíamos hacer. Para ser la primera vez en todo, para ella como para nosotros, fue una experiencia fenomenal (aunque si me preguntan, habría cosas que volvería a hacer, por lo menos por ahora).

Arantza Micaela tiene esa vena de la mamá… le va a gustar un avión.

IMG-20160409-WA0031

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.