Me Late

Cuando era pequeña mi gusto por la comida era limitado, al pasar los años seguía igual, y aún ahora soy un poco caprichosa con el asunto; pero cuando te atreves a probar nuevas cosas y conocer nuevos horizontes, la comida se vuelve un compañero de vida. Con mi novio amamos conocer nuevos restaurantes, probar nuevos platos y mi gusto repentino por la comida en cierta medida se lo debo a él y su pasión por ella.

Hace unos meses cuando caminábamos cerca a nuestra casa, como de costumbre lo hacemos, nos topamos con un sitio de comida mexicana, pero no el clásico lugar que encuentras por las calles de Bogotá, donde te venden los burros taquiados de carne, frijoles y sus derivados; el concepto de este lugar es la comida típica Mexicana, pero a lo mero mero Mexicano.

tacos de la mera calle

Tacos a la mera calle

Sus platos van desde los tacos a la mera calle con cochinita pibil o con camarones al chipote, hasta los famosos panes del Chavo con carne al pastor, sin dejar a de lado, las famosas aguas frescas, que tanto recordamos de nuestra infancia en “El Chavo del 8”, en sus sabores mas tradicionales, aunque piensan en todos los gustos pues si alguna de ellas no te agrada puedes tomar cualquier gaseosa convencional que se ofrece en el lugar; su menú es muy variado y los precios están al alcance de todos.

En mis idas a Me Late, como se llama el restaurante, me encanta pedir Pan del Chavo de cochinita pibil, su precio $15.500 no es demasiado para la satisfacción, antes de pedir mi plato principal, me deleito con unos tacos de la mera calle, ya sea de camarones o de carne al pastor, son mis favoritos. Siempre voy con mi novio y nunca nos gastamos más de $50.000 en toda la comida que pedimos. Para pedir cada plato, se ofrece la opción de pedir por unidad, o una orden que consta de tres porciones de lo que guste del menú, por lo general la ultima es nuestra preferida, pues no es demasiado pero si suficiente.

El lugar casi nunca esta a reventar de gente,  cualquier hora, después del medio día para ir me parece perfecta, el restaurante se encuentra diagonal a la salida norte de la estación de Transmilenio “Flores” hacia el costado oriental, es un sitio pequeño y acogedor. La atención que brindan es muy agradable y la comida no tarda mucho en llegar a la mesa o en su defeco a la barra, desde donde se puede observar la cocina pues es de concepto abierto por lo que se puede ver como preparan los platos que disfrutaremos minutos más tarde, la preparación es muy artesanal, la comida es totalmente fresca, los picantes que manejan son para todos los gustos, desde los amantes del picante hasta los que somos poco fuertes para el mismo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Les dejo el dato mis Dulce-Saleros, para que prueben lugares nuevos y experimenten con uno de los mayores placeres que nos da la vida, la comida!!!

 

 

 

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.