Mejor momento de 2015: Que mi mamá haya visto a su hermano después de 17 años

No tengo derecho a quejarme fue un 2015 muy bueno. En realidad pienso que todo año es bueno siempre y cuando los seres queridos tengan salud.

Sería muy malagradecido si me quejara del año que termina, pues en verdad no tuve motivos para sentirme mal, triste o deprimido.

Primero el peor: haber sido rechazado de un trabajo que quería, para el cual me prepare bastante, envié textos en inglés, hice una video entrevista. Me sentía muy seguro y apto para ello pero no lo conseguí.

Estuve como tres meses deprimido por ello pues tener 30 y tantos años y no conseguir un trabajo que en verdad querías te saca de onda.

La verdad me afectó mucho pero después de ser rechazado en otros empleos que también quería pues aprendí a lidiar con el rechazo y a que no siempre se consigue lo que quieres pues no todo depende de ti.

En fin, ellos se lo pierden 😛

Otros momentos difíciles estuvieron relacionados a la salud de mi familia, pero afortunadamente no pasó a mayores. Aunque si me quitaron el sueño durante varios días :s

Pero bueno, todo eso quedó atrás porque debemos enfocarnos en los mejores momentos que les presento a continuación.

Sin duda creo que el mejor momento de este año fue haber llevado de vacaciones a mi mamá a San Francisco. Wow, fue increíble y súper especial porque ahí vive un hermano de ella que no veía desde hace como 17 años.

Fuimos sin avisarle, sólo lo contactamos hasta que estuvimos allá y aunque al inicio fue raro, me dio bastante alegría ver que mi mamá y él parecían pasarlo bien.

Nos llevó al Golden Gate a comer a un restaurante de comida mexicana y de regresó nos hizo favor de transportarnos al aeropuerto.

Se me hizo un nudo en la garganta cuando al despedirmos mi mamá no evitó llorar al decirle “feliz cumpleaños hermano te quiero mucho” pues pronto sería su cumpleaños.

Él también se conmovió un poco pero ahí se quedó en la terminal mientras entramos apurados.

Fue tan importante para mi mamá haber viajado a San Francisco que sin duda ese fue mi mejor momento del año.

Por cierto nos acompañó Adrián quien también se la pasó muy bien.

Un mejor  momento adicional fueron las vacaciones a Cancún, pues en verdad las disfrutamos y sirvió para ampliar nuestros panoramas.

Pero bueno agradezco todos los buenos momentos, pero San Francisco se queda como el más especial de 2015 🙂

Las lecciones del peor y el mejor momento: No se achiquen ante el rechazo y mucho más importante, hagan cosas increíbles con sus familias.

Les comparto unas imágenes de ese especial viaje; auque no son nada favorecedoras, estábamos como hinchados esos días jaja 😛

La vida se va súper rápido aprovechemosla 😉

 

 

 

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.