Mercado de Salamanca

Un mercado de cine.

En 1925 se inauguró en Málaga uno de los mercados más singulares de cuantos existen en Europa y en este tiempo nunca ha dejado de serlo, bueno, menos el tiempo en que fue escenario para una película de Alain Delon y Claudia Cardinale.

DSC_0442 Mercado de Salamanca visión general pq txt

LA HISTORIA

En los años veinte del pasado siglo la Plaza de Salamanca (posiblemente en honor al Marqués del mismo nombre) era lugar de encuentro de todo tipo de comerciantes que montaban sus tenderetes en plena plaza, ya que el mercado principal de la ciudad (Atarazanas) estaba saturado de comerciantes. El Ayuntamiento decidió entonces la construcción de este mercado ocupando la plaza, por lo que se le llamó “Mercado de Salamanca”, aunque popularmente es conocido como el “Mercado del Molinillo”. El arquitecto municipal Daniel Rubio diseñó un edificio de estilo Neomudéjar con dos grandes puertas que crean un conjunto abierto y ligero que fue declarado Bien de Interés Cultural de Andalucía en noviembre de 2007.

mando perdido 6

mando perdido 7

En 1966 se estrenó la película “Lost Command”, en español “Mando perdido” (Los Centuriones), en ella aparecía el Mercado de Salamanca, era el lugar donde se encontraban Claudia Cardinale y Alain Delon, pero no era Málaga, sino Argel en plena guerra de independencia… Parece ser que los vecinos del barrio del Molinillo trabajaron como extras en la película, algunos de ellos se les puede ver en estas imágenes con chilaba incluida.

LA VISITA

En octubre de 2015 visité el Mercado de Salamanca con la intención de escribir sobre él, unos días antes había estado allí mismo con unos amigos del barrio y fueron ellos los que me enseñaron algunos de sus mejores rincones, pero empezaré por el Mercado propiamente dicho.

DSC_0435 Mercado interior pq txt copia

Entrar en el barrio del Molinillo de Málaga lleva riesgos, y el más peligroso es el de querer quedarte allí a vivir. Es un lugar alegre y bullicioso, siempre lo ha sido, es un mundo en continuo tránsito, un mundo lleno de contrastes y mezclas urbanas y raciales. Dentro del mercado encuentras a gente que vende y a otros que compran, algo cada vez más extraño en los antiguos mercados que andan llenos de bares y de turistas, lo cual no es malo, pero ya no es lo mismo.

DSC_0436 Mercado interior 2 pq txt b

Cuando paseé por el interior del mercado de Salamanca, me sentí que regresaba al pasado, a una Málaga bulliciosa, alegre y canalla que no tiene nada que ver con la que es hoy día. Sin duda viajar al Mercado de Salamanca es un viaje a lo más recóndito de nuestro pasado, cuando no sabíamos qué era el turismo, ni la globalización.

DSC_0440 puerta principal rcpq txtPasear por el interior del Mercado de Salamanca es viajar por la historia y si te asomas a la puerta principal, puedes imaginar allí sentados a la Cardinale y al Delon ante la indiferencia de los vecinos vestidos con Chilaba para la ocasión… El día que estuve nadie llevaba chilaba, pero tampoco mostraban interés por la llegada de extraños como yo.

En la parte trasera del mercado encontré el mayor refugio para un estómago de barrio, el bar se llama “Salamanca” y lo mejor del local se encuentra en su interior, cañas a buen precio (1€) y tapas exquisitas, incluidas en el precio de la cerveza.

DSC_0357 cerveza y tapa bar Salamanca pq txt

Un viaje al pasado que te transporta al futuro sin poner los pies en la tierra. Este viaje por la historia sólo es aconsejable para viajeros de fuerza mental y estómago sano, como el de algunos de los vecinos del barrio clientes habituales del bar Salamanca.

clientes del Bar Salamanca

OCIO Y RESTAURACIÓN EN LA ZONA

Ficha de recomendaciones MERCADO DE SALAMANCA prueba

PARA AMPLIAR INFORMACIÓN:

Diputación de Málaga – Turismo (Mercado de Salamanca).

Estilo Neomudéjar (Wikipedia).

Película “Mando perdido” (Solocinebelicoonline.com) / (filmaffinity)

 

36.727301
-4.423423
Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.