Mi mamá y un halago inesperado (viajen con su mamás)

Nunca hemos sido personas de viaje ni solventes en exceso, de hecho básicamente hemos vivido con ingresos de lo más básicos, pero esa ocasión estábamos ahí, rodeados de numerosa gente y prácticamente matando el tiempo.

Aunque nuestra memoria a veces se centra en atesorar los recuerdos más maravillosos, los momentos más geniales y felices, también nos hace recordar algunos que más bien son equis o carecen de una importancia relevante.

Así me pasa con este recuerdo: estábamos mi mamá y yo en el aeropuerto internacional de Atlanta, esperando hacer la conexión para llegar a San Francisco cuando una mujer le dijo algo a mi madre, quien sólo la miró desconcertada pero muy atenta como si con abrir mucho los ojos pudiera entender algo en inglés.

“¿Qué dice esta señora, no le entiendo?” me preguntó mi mamá, aunque yo en realidad estaba distraído mirando el vaivén de pasajeros en esa enorme terminal.

Mi madre y yo en el aeropuerto de Atlanta

MI madre y yo con su chuleada blusa color rosa

Pero volteé a ver a la mujer rubia, alta y evidentemente estadounidense, para decirle “¿Excuse me?”.

Pensé que nos estaba alertando o pidiendo algo sin embargo lo que me dijo solamente me hizo sonreír y agradecer.

“Oh nothing, I just said that the colour of her blouse is very pretty”, dijo la mujer sonriendo y señalando la blusa color rosa de mi mamá.

Le dije a mi madre “dice que el color de tu blusa está muy bonito” y mi mamá sólo sonrío pero más confiada y agradeció con una mueca el cumplido.

No sé porque tengo tan presente este momento, pero lo recuerdo mucho, especialmente porque a mi mamá le dio gusto que alguien halagara su atuendo, el cual irónicamente fue conseguido en Tepito -we are not fancy- así que quizás pensó “vaya no me equivoqué al elegir esta blusa”.

Creo que ella también lo recuerda pues en un momento posterior volvió a mencionar ese momento en que “le chulearon su blusa”.

Tengo más anécdotas de mi mamá y en nuestros recientes viajes como esa de cuando nos estábamos burlando de una mujer que creíamos no entendía español y terminó hablando con nosotros, ya les contaré después.

Viajen con sus mamás.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.