New York será…

Estos últimos años de mi vida aprendi a observar más de cerca y a creer en las pequeñas señales que nos da el universo; cuando una idea por descabellada que parezca se mete en mi cabeza, es imposible no notar cuanto cambian las cosas alrededor mio.

Pienso que si todos fueramos un poco más sensitivos, con nostros mismos y con el mundo que nos rodea, veríamos cosas que usualmente demoramos mucho tiempo en descubrir. A veces es un poco díficil de explicar, no todos creemos las mismas cosas, simplemente porque no tuvimos las mismas experiencias.

En Mayo del año 2015 cumplí mi gran sueño de viajar por Europa, lo había deseado tanto desde muy pequeña, habia planificado meses diversas rutas que podían ser la elegida para realizar el camino de mis sueños. Todos esos lugares los pude visitar, los pude sentir y me senti viva, me senti libre, me senti bien a cada paso. No se puede describir, vivir la experiencia real que imagine millones de veces…

Despues de volver de ese viaje me di cuenta de cuán diferente habia sido de todas las otras experiencias que tuve en mi vida, ciertos días me encuentro vagando entre recuerdos, principalmente de Atenas y Roma, dos ciudades que me impactaron y me atravesaron el alma sin piedad. Esos recuerdos aplicaron su motivación en momentos díficiles, me traslado en el tiempo y veo cosas que en el instante real no pude reconocer… es mágico, es algo que solo viajar te da… la impresión eterna de un instante glorioso para siempre en tu vida… Es algo que es incorruptible, no hay como tacharlo ni robarlo, es lo que realmente tenemos.

Ese sueño, irónicamente dejó su vacío, se había cumplido… y ahora? a dónde apuntaré esta vez?

En un post anterior conté que mi asignatura pendiente es la medicina, y realmente no quiero verla como eso toda la vida, es una de las cosas que sueño hacer, y como hablamos mil veces con una vieja amiga la idea de la vida no es ser una sola persona, es ser todas las personas que podamos ser; permitirnos cambiar y avanzar hacia nuevas cosas a cada paso, y cada etapa viene con sus obstaculos y sus recompensas, es solo saber escucharse y complacerse. Por eso creo que uno puede permitirse un montón de cosas, podemos tener mil y un sueños y objetivos en la vida, y no tirarnos tierra porque tal o cual persona puede no estar de acuerdo, elejimos enredarnos y desenredarnos a nuestro antojo, nada puede salir mal…

Hace semanas que pienso y sueño con New York, no sé por qué, nunca fue algo que me impacte o que me vuelva loca, de hecho hay decenas de lugares en mi lista para visitar antes que este, pero New York será… creo que necesito una dosis de adrenalina, un lugar vibrante que me llene de ilusiones nuevamente, solo para saber si estoy haciendo lo correcto… a veces podemos matar dos pajaros de un tiro… alejarnos para ver las cosas más claras, para poder avanzar y conocer un lugar maravilloso a la vez… y eso es lo que quiero..

En el medio de todo esto algunas peleas con mi pareja, desencuentros, el final de una temporada que fue buena pero dejo sus huecos… aparece mi blog, hacia 2 meses que no escribia, hacia 2 meses que estaba concentrada en mi negocio, y en explotar el verano brasilero, con poco descanso y mucho estres dejé de lado algo que ahora descubrí que me hace bien, y en uno de estos pocos días que recuperé mi actividad bloggera para dar con el blog de Paloma, Caminando por New York, y lo que hizó conmigo fue poner el punto final de la frase: Me voy a New York.

Una ciudad que espero que me reciba de brazos abiertos para abrir mi mente hacia nuevas cosas, para mostrarme lo que no estoy viendo… no creo estar huyendo, pero creo que estoy en una busqueda deseperada por encontrar un cambio…

No dejen pasar ese momento de revelación, es mágico y único… y ese mensaje es para vos… no lo desaproveches.

Viaja con el corazón!

 

 

Nady

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.