NYC

Mi última visita a la big city me dejo un sabor agrio. Dejé de ver su magia para sentir solo su frialdad. Pero he querido darle otra oportunidad. Al fin y al cabo, sin ella quizá nunca hubiera tenido esas ansias de descubrir mundo.

Han sido poquitas horas, no llega a un día, pero suficiente para encontrar nuevos rincones y hacerme sentir a gusto de nuevo en ella. Incluso me he despedido triste. Pero seguro que acabaré volviendo en otro momento. Hay algo en ella que me atrae…

Aunque reconozco que el concepto de una gran ciudad va dejando de ser interesante para mí. Endurece demasiado a las personas. Cuando andaba entre sus calles para ir a buscar el bus que me llevaría al aeropuerto me he encontrado con una cantidad de personas durmiendo en la calle abrumadora. Pero me ha impactado más la falta de sorpresa de los locales que andaban entre ellos, sin reacción alguna más que la naturalidad de lo cotidiano para ellos.

En fin, no querría vivir en un lugar que me endurezca de esta manera…

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.