PEQUEÑA GUÍA PARA PERDER EL MIEDO A LOS HOSTELS

Recuerdo la primera vez que me hospede en un hostel como si fuera ayer, y si hay algo que pueda decir de esa experiencia es que me voló la cabeza!
Si estas a punto de meterte en una aventura con economía de mochilero y no estas seguro de si hospedarte o no en un hostel puede que se deba a los preconceptos que de ellos se tiene. Ya sea que hayas escuchado alguna historia “de terror” que le pasó al amigo de un amigo o por algún familiar que te contó qué horrores te esperan en uno de estos lugares, lo más probable es que solo sean historias del tipo leyenda urbana.
Hospedarse en un hostel puede ser una de las mejores partes de viajar económicamente. Definitivamente son una manera excelente de conocer a otros viajeros, de ahorrar dinero y a veces son una gran fuente de información sobre el lugar que estas visitando.

Esta es una lista que hice de los mitos sobre los hostels que la gente más teme:

Mito nº1:  Son solo para gente joven

No. Si bien hay muchos hostels que en su nombre incluyen la palabra “youth” (Juventud) la verdad es que siempre encontré gente de todas las edades, desde un grupo de mujeres jubiladas que viajaban a un congreso a familias con bebés que querían un hospedaje que les permitiera quedarse por más tiempo sin gastar una fortuna y todo el espectro de edades en el medio. Puede que esto te resulte extraño pero la verdad es que tener a tu disposición a viajeros mayores es también tener una fuente de excelentes consejos y experiencia sobre los lugares que estas visitando.

Área comunal del Discovery Hostel Río

Área comunal del Discovery Hostel Río

Mito nº 2: Son para gente que vive de fiesta y para mochileros

Vivir en comunidad es uno de los beneficios de quedarse en un hostel, y habiendo unas cuantas áreas comunales se hace más fácil conocer gente y hacer nuevos amigos. Sin embargo, la mayoría de estos tienen reglas de convivencia que mantienen las horas de ruido en una franja horaria coherente, aunque nunca serán tan tranquilos como una habitación de hotel están lejos de ser una total anarquía.

Es verdad que hay hostels cuya reputación es de atraer “fiesteros” (esa palabra me causa mucha gracia pero es la mejor para describirlos). Pero si hacen un chequeo de las reseñas, antes de reservar, en seguida podrán filtrar estos hostels que son solo una pequeña minoría.  Yo estuve de los dos lados del espectro y puedo asegurarles que en la mayoría de los casos, si querés salir a divertirte de noche lo haces fuera del hostel, recorriendo la ciudad que estas visitando, al volver lo haces para descansar lo suficiente como para que al otro día puedas ser lo más funcional posible,  porque la verdad es que viajar es agotador y lo que todos queremos hacer al llegar al hostel es dormir, seamos o no fiesteros.

Si aun tenes miedo con respecto a esto o si sos una persona muy sensible a los ruidos a la hora de dormir, una solución simple sería usar tapones para oídos, que te salvaran ya se que estés en un avión con niños llorando, tratando de dormitar en algún viaje en tren o bus o durmiendo en una habitación cuyos compañeros de cuarto son bulliciosos.  Por ultimo, te aseguro que la mayoría del tiempo vas a estar tan cansad@ de recorrer y viajar que no vas a tener ningún problema en quedarte dormid@.

Bar y área comunal del Che Lagarto de Morro de Sao Paulo

Bar y área comunal del Che Lagarto de Morro de Sao Paulo

Mito nº3: Son sucios

Creo que como son una opción tan económica, la gente asume que  van a ser lugares sucios o de mala calidad. Si, es verdad que algunos hostels son sucios, pero esto también ocurre con muchos hoteles u hosterías. La clave esta en chequear las reseñas para evitar este tipo de establecimientos. Los hostels suelen ser limpiados constantemente por el staff y muy bien mantenidos, piensen que dependen de de las buenas reseñas para que la gente los elija y del buen servicio al cliente para que los visitantes vuelvan o los recomienden. Puede que se encuentren en una habitación con algún compañero desordenado, pero estén seguros que su ropa de cama va a estar limpia, el piso va a estar limpio y los baños van a ser limpiados diariamente.

Mito nº4: Las habitaciones están llenas de gente

Si, vas a compartir el cuarto con otra gente, esa es la idea, pero no van a estar apretados como sardinas, cada persona tiene su espacio y su cama bastante separada de las demás. Lo mas probable es que las habitaciones cuenten con camas marineras en su mayoría dobles pero a veces triples, así que vas a terminar durmiendo arriba o abajo de alguien. Es verdad que hay dorms gigantes (de hasta 20 camas) pero no necesariamente tendrás que dormir en uno de estos. Estos son los cuartos mas baratos, después por una diferencia mínima podes quedarte en alguno con 8, 6 o 4 camas e incluso por un poco más podrías incluso optar por un cuarto privado! (y aun seguir pagando menos que en un hotel) La elección depende del viajero: te gusta la privacidad? o podes dormir con extraños y aprovechar el ahorro en otras actividades?

Habitación en el Albatros de Newcastle (inglaterra)

Habitación en el Albatros de Newcastle (inglaterra)

Mito nº5: Son peligrosos

Para mi la culpa de esta es totalmente de Eli Roth. A diferencia de lo que ciertas películas gore puedan sugerir no te vas a estar arriesgando a ser desmembrado ni usado como animal de caza ni nada por el estilo. Todos los hostels en los que me he hospedado fueron muy seguros, la gente que en ellos se hospeda es igual que vos: viajeros económicos.  De hecho, suelen ser hiper seguros ya que las 24 horas encontraras a gente del staff y muchos tienen incluso seguridad aparte y cámaras de vigilancia. La mejor manera de sentirte seguro es hacer una pequeña investigación online en sitios como tripadvisor, hostelworld o booking que ofrecen reseñas de los usuarios y te darán una idea de lo que podes esperar del lugar.

Si en cualquier momento de tu estadía te sentís inseguro hablalo con el staff y de ser necesario pedí un cambio de habitación.

Mito nº6: Me van a robar

Lamentablemente los robos ocurren sin importar por donde estés viajando o en donde te estés hospedando. Lo que tienen los hostels es que te estas hospedando con otros viajeros y mochileros que entienden totalmente lo que es estar en transito! Así que es muy raro que invadan tu espacio, o toquen tus cosas. Sin embargo es aconsejable que todo lo que tengas de valor lo dejes en los lockers que TODOS los hostels ofrecen (lleva un candado siempre a mano porque hay muchos hostels que sino te lo venden y suelen ser mas caro de lo que lo podes conseguir vos). Yo ahí dejaba la cámara y el dinero cuando estaba durmiendo, o bañándome o cuando me iba a pasear por ahí 🙂

Arte en las paredes del Caledonian Backpackers de Edimburgo (Escocia)

Arte en las paredes del Caledonian Backpackers de Edimburgo (Escocia)

Mito nº7: Voy a tener que dormir con gente del sexo opuesto

Esto por general suele ser mas un inconveniente para las mujeres que para los hombres, no solo porque los varones suelen ser mas desordenados u “olorosos” (cosa que no es necesariamente cierta) sino que puede ser intimidante para una mujer compartir una habitación con hombres que no conoce. Si este es tu caso, no temais, existen (creo que en todos los hostels) habitaciones exclusivamente de damas, (y en algunos también existen las exclusivas para varones). No recuerdo que esto haya sido alguna vez un problema, la mayoría de las veces he compartido habitación con hombres e incluso varias veces he sido la única mujer en el cuarto y nunca tuve ningún inconveniente, de hecho tuve experiencias muy buenas y graciosas! La mayoría de estos tienen un baño en suite pero también los hay con baños y duchas diferenciados para mujeres y para hombres. Ya sea que te quedes en un cuarto mixto o en uno solo para gente del mismo sexo, la mayoría de los viajeros van a ser muy cordiales y respetuosos de tu espacio personal y de tu privacidad.

Mito nº8: Voy a tener que hacer cola para ducharme o ir al baño

Compartir un baño nunca es fácil, especialmente si hay pocas duchas. Por lo general en las habitaciones de hasta seis personas hay un baño en suite pero la mayoría de los hostels también tienen un baño comunitario (mejor dicho dos uno para hombres y otro para mujeres) con varias duchas y varios cubículos al estilo vestuario. En general, los baños son limpiados cada día y en ciertos lugares dos veces por día por el staff del hostel, así que la limpieza no suele ser un problema.  Sin embargo tené en cuenta usar ojotas en la ducha por las dudas. En si cada hostel proporciona un numero adecuado de instalaciones para la cantidad de gente que puede hospedar pero también es una buena idea planear tu ducha en momentos en los que no este tan concurrido!


Pileta en la terraza del Banana hostel en Barra de Lagoa (Florianopolis, Brasil)

Pileta en la terraza del Banana hostel en Barra de Lagoa (Florianopolis, Brasil)

Actualmente hay cada vez mas “designer hostels”, estos tienen un diseño impecable con conceptos originales e inversión artística. Hoy en día te podes hospedar en un castillo en Escocia, una antigua cárcel remodelada en Estocolmo, una mina de ópalos en Australia o un monasterio en Milán.

Los hostels son la mayoría de las veces la opción mas económica de hospedaje alrededor del mundo , sin embargo esta no es la única razón por la que los elegimos, la vida social que nos ofrecen no se puede hallar en un hotel ni en un bed and breakfast. Quedarse en uno te puede llevar a conocer personas que se volverán amigos de toda la vida, acompañantes de viaje de todas parte del mundo que sigan tu mismo camino y con los que puedas explorar los lugares a donde vayas. Muchos ofrecen actividades tanto dentro como fuera de sus instalaciones que pueden ayudarte a conocer aun mas el lugar que visitas; o te recomiendan actividades o lugares para ir a comer que no son los concurridos por la gran masa de turistas. En Oxford me hospedé en uno en el que para pascuas se organizo un asado (barbeque) en un parque cercano!

Los hostels son tan variados en forma, estilo, tamaño y ambiente que no hay una forma simple de describirlos para que encajen todos en ese descripción, de hecho incluso hay hostels de lujo que ofrecen hospedaje de lujo por bajos costos, otros son manejados por una familia donde se sentirán como en casa y tendrán una percepción particular de la cultura local.

Lejos de ser lugares peligrosos y sucios, los hostels son un recurso excelente para viajeros jóvenes (aunque también de todas las edades). Si nunca tuviste la experiencia de quedarte en uno, intenta reservar una estadía en tu próximo viaje. Es probable que te vayas con  unas cuantas historias y quedes placenteramente sorprendido.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.