Preparativos para un viaje a Grecia

Por mucho que últimamente se hable del país heleno para mal, Grecia siempre ha sido, es y será la cuna de la civilización occidental tal y como la conocemos. Es por ello un país imprescindible en la lista de pendientes, no sólo de cualquier viajero, sino de cualquier persona con un mínimo interés en la historia y la cultura europeas. Grecia no ha sido únicamente “griega” tal y como nuestros libros de texto describían, sino que tras innumerables cambios de dueño, ha recibido la influencia de otros pueblos: macedonios, romanos, bizantinos, italianos y turcos son algunos de sus invasores más ilustres.

Tras la cháchara introductoria que me acabo de marcar, he de decir que tener por fin la oportunidad de viajar a Grecia me entusiasma más que a una colegiala un concierto de Justino Bieber II, ¿emperador bizantino? (perdón por los desvaríos, estoy escribiendo esto a altas horas de la noche) puesto que es un viaje que mezcla dos de mis grandes pasiones: la naturaleza y la historia antigua (sí sí sí, ruinas, hoplitas y museos a gogó). Como este blog no es un folletín turístico de Grecia, no voy a utilizar esta entrada para enumerar las típicas atracciones de Grecia (ah sí, el Acrópolis, las cabras y el queso feta… vale, paro ya), sino que pasaré a describir algunas consideraciones previas a planear un viaje al país. Sin más dilación, allá vamos:

1) ¿A dónde ir? 

Esta es sin duda la pregunta más difícil de contestar. Y por si fuera poco, la respuesta es tan variable como la meteorología aquí en Sheffield. La agreste Grecia “continental” ocupa una pequeña superficie de la península balcánica, destacando en ella la capital Atenas y la ciudad de Tesalónica. Sin embargo, el mar Egeo está salpicado de cientos de islas, cada una con sus propias señas de identidad, pero que globalmente otorgan a Grecia una riqueza incomparable a otros países europeos.

Que hay que visitar Atenas está más que claro, el gran dilema empieza cuando toca decidir qué islas visitar y cuáles (tristemente) dejar de lado o posponer para futuros viajes. En nuestro caso, la elección fue un poco más fácil, pues el divertido vuelo de Ryanair que hemos reservado parte de Manchester y aterriza en Chania, la segunda ciudad más importante de la isla de Creta. Creta es la isla griega de mayor tamaño, y la quinta más grande del Mediterráneo, así que contando con que íbamos a ir seguro a Atenas y con que a Creta había que dedicarle al menos 3 días sólo nos quedaban unos 3 días que podíamos dedicar a ver una isla más (ups, se me ha olvidado decir que este viaje lo haremos en Semana Santa y tendrá una duración total de 7 días).

shutterstock_3466487

No visitar el Acrópolis es un pecado…

Aunque el viaje sea a finales de marzo, nos apetecía alternar el plan cultural con un poco de relax y de playas (creedme, cualquier tipo de meteorología va a ser mejor que la inglesa) así que la siguiente elección tenía que ser una isla que pudiera ofrecer el tan ansiado descanso del guerrero (aunque Creta tiene también playas increíbles). Nuestra primera candidata fue Santorini. Al ser temporada “baja” los ferrys de Atenas a Santorini no eran muy frecuentes y puesto que nos interesaba acortar los tiempos de transporte lo más posible consultamos vuelos. Así pues, Ryanair ofrece Atenas-Santorini por hasta un mínimo de 5€ por trayecto, pero obviamente en Semana Santa los precios se dispararon y aquello no bajaba de 80 €.

Además, he leído en más de un lugar que pese a ser una isla maravillosa, Santorini está un tanto sobrevalorada (obviamente no tiene tanto que ofrecer como islas más grandes) y es un hormiguero de turistas, por lo que el tema del relax quedaba un poco apartado. Queda pendiente en mi haber visitar la isla en un futuro, así como Mykonos, que será más interesante si algún día me paso a la otra acera (y si tiene mejores o más baratas conexiones aéreas).

Todos estos motivos desecharon la idea de ir a Santorini o Mykonos e hicieron surgir de las aguas del mar Egeo a una nueva candidata: Rodas. También influyó mucho el encontrar una oferta buenísima de vuelo entre Atenas y Rodas por 30€ ida y vuelta (también del señor Ryanair) . Rodas está en la costa de Turquía y es una isla de tamaño bastante grande (aunque un poco más pequeñita que Creta), así que dará mucho más juego que Santorini o Mykonos. Ya veis los dilemas que surgen a la hora de decidir qué islas visitar, así que dependiendo de vuestras circunstancias (gustos, tiempo de viaje, existencia de vuelos o ferry baratos…) la elección varía, y es algo que desde luego no se puede generalizar. Para gustos colores.

Y así es como queda el itinerario previsto en un bonito mapa que he hecho mientras “trabajaba”:

Itinerario Grecia

2) Vuelos vs. Ferry

Hoy por hoy, la elección está clara. Un vuelo te lleva en menos de una hora a casi cualquier destino importante dentro de Grecia, por un precio muchas veces inferior a los ferrys (Ryanair y Air Aegean ofrecen numerosos de estos vuelos por entre 10 y 30 € ida y vuelta) y sobre todo te ahorra muchísimo tiempo, ya que lo que un avión hace en una hora al ferry le cuesta 10 horas. Además de que la puntualidad de estos barcos a menudo brilla por su ausencia. Si vas a Grecia en verano, cuando hay más ofertas de ferry y hace mejor tiempo para navegar, o si vas a un destino muy concreto no accesible por aire, entonces si que no queda más remedio que navegar. En cualquier otro caso, no dudéis, los aviones ganan por goleada.

En nuestro caso, como ejemplo:

  • Vuelo Creta-Atenas y Atenas-Creta: 33 € Ryanair ida y vuelta (1 hora)
  • Ferry Creta-Atenas y Atenas-Creta: 80 € en clase económica (asientos deplorables, no hay modo de pagar online y 10 horas cada trayecto, eso si no hay mal tiempo)

3) Itinerario “detallado”

19 Marzo – Llegada a Creta por la noche.

20 Marzo – Creta

  • Playa rosa de Elafonisi
  • Tarde de por Chania, paseo por el puerto antiguo veneciano

elafonisi-route-1

21 Marzo – Creta

Road trip con coche alquilado por la costa norte de Creta y sus magníficas playas: Falassarna beach, Balos Lagoon beach, Kissamos

En caso de mal tiempo, cambiaríamos el itinerario y nos dirigiríamos al este, hacia Heraklion, para ver las ruinas de la antigua ciudad micénica de Knossos.

22 Marzo – Atenas

Tenemos el vuelo desde Chania (6:40) a Atenas (7:40) bien tempranito. En cuanto lleguemos a la capital helena, haremos una visita intensiva de los puntos más emblemáticos de la ciudad (barrio de Plaka, Acropolis, plaza Syntagma, atardecer desde el monte Likavitos, Psiri, Monastiraki…). 

23 Marzo – Rodas

De nuevo madrugón, ya que tenemos el vuelo desde Atenas a las 6:25, llegando a Rodas a las 7:30, las gracietas de Ryanair. Aprovecharemos este día para dar una vuelta por la ciudad de Rodas (Rhodes Town) y visitar su centro histórico medieval (destacan sus murallas, palacios y castillos construidos por la orden de San Juan), diversas mezquitas otomanas y finalmente el Acrópolis, situado en una colina al sur de la ciudad. Por el mediodía, vuelta a la playa a descansar en Ellis beach y con suerte ver un digno atardecer.

24 Marzo – Rodas

Recorrido playero por el este de Rodas, en coche alquilado: Tsambika, pueblo de Lindos, Pefki…

lindos_rhodes

Lindos, efectivamente es un pueblo muy lindo (tu-tu-tu-tssssss)

25 Marzo – Rodas

Esta vez cogeremos un bus hasta Faliraki, pueblo turístico por excelencia de Rodas y nos acercaremos a la bahía de Anthony Quinn. ¿Por qué ese nombre? Quien haya visto la película Los cañones de Navarone seguro que recordará la escena que se desarrolla en esta increíble cala. Además, el señor Antonio posee una gran propiedad en este área, por lo que parece que le gustó bastante la isla.

Por la tarde nos tocará despedirnos de la isla, pues tenemos el vuelo de vuelta de Rodas a Atenas a las 18:30. Lo que haremos al llegar es una incógnita. Dependiendo de las ganas volveremos a Atenas para pasar la noche o directamente nos quedaremos en el aeropuerto a hacer tiempo, ya que…

26 Marzo – Atenas-Creta-Manchester

… A las 8:05 sale nuestro vuelo de vuelta a Chania (Creta). Como nos plantaremos en Creta a las 9 de la mañana, daremos una última vuelta por Chania, haremos unas cuantas compras y nos daremos un homenaje gastronómico antes de volver a las frías tierras inglesas a las 21:00 de la noche.

4) Desplazarse por las islas

En temporada alta (de Mayo a Septiembre), las conexiones de transporte público dentro de la isla se multiplican, tanto en horarios como en destinos. Por ejemplo, en Creta, la línea de bus que va desde Chania a Elafonisi sólo opera en temporada alta. Sin embargo, en temporada baja (nuestras fechas, por desgracia o por fortuna), estas líneas de transporte son menos frecuentes o inexistentes, así que la mejor opción es sin duda el alquiler de coche, es lo más económico y cómodo. Además, al alquilar el coche en el mismo aeropuerto, te aseguras de tener asegurado el transporte hasta la puerta de tu hotel.

En todas las islas que visitamos las carreteras son buenas (aunque sinuosas en algunos tramos), y por lo que he leído, está todo bien señalado (en griego y en inglés). Como no me fío 100% he decidido alquilar los coches con GPS incluido. Estas son las compañías y coches que vamos a alquilar en nuestro viaje. Si todo va bien, volveré a escribir en el post para confirmar que son de fiar y que el servicio fue como esperábamos:

  • Autoclub car rentals: en el mismo aeropuerto de Chania (Creta). Chevrolet Matiz, GPS incluido, para los 3 días que estamos allí, además no hay problema en dejar el coche el último día a las 5 de la mañana en el aeropuerto – 80 € total
  • Rodoscars car rentals: para Rodas,  lo recogemos en nuestro mismo hotel y el alquiler es solo para un día, con GPS incluido también. Kia Picanto – 30 € total

Concluyendo…

Consideremos esta entrada del blog como una primera parte, optimista (ingenua quizás), a priori súper chachi y maravillosa, del relato del viaje a Grecia. Cuando vuelva será gracioso escribir en la segunda parte cómo ha ido todo en verdad y desmentir/confirmar algunas de las cosas que he escrito hoy aquí. Porque desde casita, planeándolo todo con un colacao calentito y una buena conexión a internet es muy fácil decir: oh, iré en coche aquí y aquí y llegaré a la primera sin equivocarme, el hotel de 4* será de verdad un hotel de 4* en primera línea y no otro cuca-ville, el tiempo será estupendo y soleado todos los días y para colmo los restaurantes recomendados serán buenísimos y mira tú, muy baratos.

De momento, dejadme vivir en mi ingenuidad e ignorancia. Ya llegará el momento de pagar el precio del hierro. ¡Nos vemos de vuelta en abril!

Αντίο, παιδιά ενός ύαινα

8bf00376e42874184e1cea934bf1b2396f8931bf

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.