Se puede comer barato en París

Comer en París puede resultar una tarea complicada para el bolsillo. Pero no tienes por qué privarte de las maravillas gastronómicas de la ciudad. Las posibilidades son muchas.

P50806-110248_Fotor

En esta ocasión, el bocadillo no será un buen aliado, porque el precio del embutido puede provocarte más de un susto. Pero si has sido precavido y has guardado un paquete de jamón en la maleta, estás de enhorabuena. Con una baguette recién hecha en la panadería más cercana podrás subsistir algún que otro día. Además, seguro que echas el ojo a algún que otro horneado, como una quiche Lorraine. Porque las panaderías parisinas son el auténtico paraíso para muchos.

Pásate por el súper y hazte con unos snacks. Andarás mucho, y si vas matando el gusanillo poco a poco, no tendrás tanta hambre a la hora de la comida. Además, si te gusta el queso, se te caerá la baba con la amplia variedad que encontrarás.

Si vas a un restaurante, la bebida te costará un ojo de la cara. Las palabras mágicas son “une carafe d’eau” (una jarra de agua). Y para tomar algo, aprovecha las happy hour que ofrecen muchos bares de 18h a 20h.

La cocina francesa goza de una merecida buena fama, así que no dudes en pegarte algún que otro capricho. Hay muchas cosas que deberías probar sin ninguna duda. Mi recomendación personal es la sopa de cebolla, aunque también son muy típicos los mejillones al vapor con patatas fritas. Pero la verdadera estrella de la ciudad son los crêpes. El barrio latino ofrece multitud de puestos callejeros con precios bastante asequibles. Sin duda alguna, me quedo con el de nutella. Aunque puedes encontrar incluso variantes saladas.

P50808-154333_Fotor

Y puestos a elegir restaurante, prueba con las cadenas nacionales. Chez Gladines es una franquicia de comida tradicional vasca y francesa con platos talla XL que rondan los 10 euros. Si has seguido mi consejo de ir matando el gusanillo, podréis comer dos personas con tan solo dos platos. Además, encontrarás algunos restaurantes al más puro estilo parisino como La Cour du Faubourg y L’oie qui fume que ofrecen menús por unos 10 euros.

No te prives de nada en tu viaje a París. Conoce la gastronomía más popular de la ciudad quedándote con todos aquellos que te dijeron que te ibas a morir de hambre.

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.