The Blue Train, a little.

 

 

Nos ocupa El Tren Azul. Transcurre por Sudáfrica y es aclamado como “The most luxurious train in the world¡. Os lo presento…

presentacion

Recorre las distancias Cape Town, Pretoria; norte a sur y viceversa. Cuando al norte llega, descansa en Matjiesfontein y cuando al sur, en Kimverly. Son las únicas dos paradas que habrá durante los 1600 kilómetros de itinerario, en la totalidad de las 27 horas que cruzará Sudáfrica a 90 km a la hora, para poder contemplar el paisaje de esta rica región. Este año, 2016, su página web nos anuncia alguna novedad. Desde Pretória, en un trayecto algo más reducido, podremos visitar The Kruger National Park, en aras de contemplar los cuatro grandes ( león, elefante…).

about-us-the-bluetrain-history_0.jpg

En 1920, dos líneas existentes de ferrocarril se unen para crear lo que hoy conocemos como The Blue Train in Southafrica: The Union Limited más Union Express, por entonces totalizaban todo el ferrocarril habido en aquellas tierras. Y ya fue creado para el placer de los turistas. En 1946, regresó a su cometido tras la pausa de la WWII dónde se le utilizó como tren militar. En la década de los 70, se le remodeló tal como es ahora, mármoles, nobles maderas y griferías de oro para pasar definitivamente en los 90, de vapor a electricidad. Allí, suits de lujo o suits de luxe, nos esperan para degustar cordero de Karoo, filete de avestruz a las ostras de Knysna y el completo desayuno continental. Mayordomo incluido.

Son numerosos los homenajes artísticos que debemos a The Blue Train, pero como no nos ha dado tiempo a explorarlos todos dudamos si este Blue Train es nuestro Blue Train.the blur train jpgthe blue trainMystery of the Blue Train, cover by James Meese[20].png

Y mucho nos tememos que estos sentidos homenajes, así como el llevado a cabo en Ballet, nos remiten a este otro; El Expreso Calais-Mediterráneo fue un tren expreso nocturno de lujo que operó entre 1886 y 2007. Ganó fama internacional al principio como el tren preferido de los pasajeros ricos y famosos, que iba de Calais a la Riviera francesa en las dos décadas anteriores a la Segunda Guerra Mundial. Luego se popularizó.

the blue train france

Coloquialmente se le conocía en francés como Le Train Bleu (que se convirtió en su nombre formal después de la guerra).  El nombre venía del color azul oscuro de sus vagones dormitorio

Fue tan famoso, que incluso protagonizó ciertos retos automovilísticos imaginables para la época. Fueron “The Blue Train Races”. En una de ellas, 1930, el capitán Woolf Barnato, presidente de Bentley Motors, que se alojaba en Cannes en el hotel Carlton , aceptó una apuesta que podría  NO sólo vencer a el Tren Azul a Calais, como se había hecho antes, sino que podría estar en su club en Londres antes de que el tren llegará a Calais.

bentley blue train calais

El día de la carrera, terminó su copa en el bar del Carlton cuando oyó el tren que había partido a las 17.54 horas. Se había arreglado para que las estaciones de combustible permanecieran abiertas durante toda la noche en Aix-en-Provence y Lyon, y un camión cisterna  estuviera en Auxerre; y a pesar de un pinchazo, cerca de París, llegó a Boulogne con una hora de antelación. Luego al Club Conservador en St James, Londres para tomar una copa de celebración cuando el reloj de la estación Victoria marcaba las 15:30 del día siguiente, cuatro minutos antes del momento en que el tren debía llegar en Calais. Ganó las 100 libras de la apuesta.

P04-012_12[1]

 

 

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.