Un caballero esculpido en la roca

El Caballero de Madara es un gran relieve tallado en la roca en la meseta de Madara, al este de la ciudad de Šumen, en el nordeste de Bulgaria. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979. En el año 2008 se declaró Símbolo Global de Bulgaria.

Se encuentra a 23 metros sobre el suelo en un acantilado casi vertical de 100 metros de altura. El relieve representa un caballero clavando una lanza a un león que yace a los pies de su caballo. Un águila vuela ante el caballero y un perro corre tras él. Según una leyenda, un rey estaba cazando en la zona cuando se cayó por las rocas y murió. La estatua se hizo por petición de la familia del rey.

El relieve fue tallado hacia el año 710, durante el reinado del jan búlgaro Tervel, lo que podría indicar que se trata de un retrato del propio jan, aunque también se cree que puede pertenecer al rey Asparuj, que gobernó entre los años 681 y 701. Otras teorías indican que el relieve representaría al dios Tangra, la deida suprema de los búlgaros.

También hay una cueva-capilla que es bellísima. Puedes verla aquí.

 

Más info en este link

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.