Un paseo por Bangkok

Y dejamos Railey para volver a la urbe, a ver si nos sacudíamos el salvajismo, ya con destino abierto para la última semana..un poco en función de necesidades…porque con las ciudades, ya sabíamos que nos podíamos sentir como Greystoke´s, prisioneros del asfalto.

Las ciudades asiáticas, claramente, no son lo nuestro. Nos alojamos en un pequeño hotelito de estilo colonial en el centro, Asadan, muy mono, huyendo del gran hotel en el que ya hemos pasado suficiente tiempo en esta vida y en la siguiente.

Paseamos por el Palacio Real y templos adyacentes,cogimos boats arriba y abajo del río, el skytrain, buscando las maravillas de la parte moderna (no encontrar nada que mereciese mucho la pena), paseamos por el gran centro comercial MBK (nada de nada que llevaros..), visitamos la locura del barrio mochilero de Khao San Road y nos marcamos una cenita al borde del río, que creo fue la escena más bonita de todas. No entendí bien qué fue lo que le impactó y sedujo tanto a la aventurera de mi madre de esta ciudad…o será que yo con Jaky ya tuve bastante de olores, pobreza, atascos, vende motos, timadores, acinamiento, y gente de mal vivir…Igual tengo que volver contigo madre pero a mi Bangkok no me ha gustado demasiado, la verdad.

Javier sólo de pensar en ir al mercado nocturno se puso malo, así que la segunda noche hicimos reposo, y tramamos salir de la city cuánto antes a otra isla próxima bastante desconocida llamada….

Koh Chang. Isla de elefantes….

Pero esto será en nuestro último post… ;-)

Os dejo algunas imágenes de nuestro paseo por la capital Tailandesa.

DSC02019

20130224_155941

20130224_154934

20130224_154959

20130224_155620

20130224_155739

20130224_154359

 

 

20130224_15515020130224_160530

DSC02014

 

DSC01957

DSC01965

 

DSC01982

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.