Urueña

Decidí hacer una incursión en Castilla para estrenar oficialmente mi cámara. La primera parada que hice fue en Urueña y allí hice las primeras fotos “de verdad”. En aquella época Urueña era parada habitual desde que la descubriese por casualidad hojeando un libro en la biblioteca unos años atrás. Desde entonces siempre que paso por la autovía en dirección a Madrid busco en el horizonte su aplanado perfil, que tiende a mimetizarse con el terreno dado que apenas ningún elemento arquitectónico sobresale a la muralla.

Después de abandonar la autovía, cuando estamos ya cerca de Urueña aparece ante nuestros ojos la ermita de Nuestra Señora de la Anunciada, ejemplar románico, con influencias catalanas, del siglo XI que se presta a ser fotografiado en combinación con la silueta de la villa amurallada que vigila desde lo alto de su otero. Ojo, las apariencias engañan; lo que se ve en la foto que encabeza esta entrada no es lo que ven nuestros ojos, pues está hecha con teleobjetivo y se crea la ilusión de que Urueña está más cerca de lo que en realidad está.

Desde ese punto vemos el lado sur del recinto amurallado, en el que se abre la sencilla Puerta de la Villa, una de las dos existentes. A la derecha vemos el castillo, unido a la muralla por un lienzo que conecta una de sus esquinas con un potente torreón troncocónico conocido como la Torre de Doña Urraca o Peinador de la Reina. El castillo es anterior a la muralla. Data del siglo XI y fue levantado en tiempos del rey Fernando I, mientras que la muralla fue construida por orden de Doña Sancha Raimúndez (hermana de Alfonso VII) en la segunda mitad del siglo XII. El castillo está en regular estado, conservándose únicamente sus lienzos externos y alberga en la actualidad el cementerio de la villa.

urueña_plano

Plano del recinto amurallado.

urueña_castillo

El castillo visto desde el NO.

En la esquina NO del recinto se encuentra la otra entrada; un arco de medio punto custodiado por dos potentes cubos y formando un recodo que la convierte en un estrecho pasillo para complicarles la cosa a los malos. Una vez franqueada la puerta nos encontramos con el ábside de la única iglesia intramuros, Santa María del Azogue, un edificio renacentista con posteriores modificaciones en época barroca (siglos XVI-XVIII). Solo he estado una vez en el interior, que me resultó un tanto desangelado. La bóveda original de la capilla mayor, que supongo habrá sido de nervios con un diseño más o menos complicado, fue posteriormente sustituida por una bóveda de lunetos barroca. Apenas tuve unos minutos para verla (me colé con un grupo de una visita guiada de esas que van con prisas) y hacer tres o cuatro fotos. El retablo es bastante pobre (ver foto) y en una hornacina en el muro N se encuentra un Cristo atado a la columna obra de un seguidor de Gregorio Fernández (Andrés Solares).

_DSC1824

Interior de Santa María del Azogue.

Pasada la iglesia, la calle continua en dirección S hasta alcanzar la Puerta de la Villa, de arquitectura más sencilla por estar abierta hacia la ladera que cae en fuerte pendiente. Antes de llegar a ella se pasa ante la Casona de la Mayorazga (s. XVIII), probablemente la más imponente de la villa, actualmente sede de la Fundación Joaquín Rodriguez. Fue mandada edificar por D. Alonso de Mena y Borja, arzobispo de Calahorra. Tras pasar a manos de sus herederos (de ahí su denominación) pasó posteriormente a manos de la familia Pérez Minayo, que también tenía otra casona de la misma época en el Corro de San Andrés, las gran plaza que se abre en el centro de la villa. Se trata de la Casa de D. Manuel Pérez Minayo, que luce en su fachada sendos escudos de armas; las de la familia y las del obispo de Badajoz, pues tal era la dignidad que ostentaba su titular. Justo enfrente se encuentra la Casa de los Isla, otra de las familias importantes de la villa.

urueña_puerta

Puerta de la Villa.

urueña_adarve

Adarve de la muralla en el lienzo O.

urueña02

Vista desde el O al atardecer.

Aún faltan cosas… He publicado esta entrada el días 4 de abril porque se cumplen exactamente 10 años de mi primera sesión con una DSLR (tonterías mías, qué le vamos a hacer).

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.