V DE VIAJAR

Muchos podrán decir que un viaje se inicia en el aeropuerto, pero la verdad es que yo creo que un viaje inicia desde la idea de realizarlo, ese momento en el que decidimos que sin importar que tan difícil parezca, lo vamos a hacer.

Dedicamos tiempo a encontrar hospedaje, planear visitas, y preparar el equipaje, y de repente, después de cierto tiempo, nos encontramos parados en ese lugar con el que estuvimos soñando tanto tiempo, el que estuvimos viendo en fotos, del que tanto nos contaron, parece difícil creer que en verdad estamos ahi, parados a la mitad viéndolo por nosotros mismos.

RNTN1402.jpg

Pienso que las fotos en los viajes son importantes, recuerdos físicos del viaje, pero también pienso que hay que tomarnos el tiempo de no hacer nada, no hablar, tomar fotos o grabar, simplemente sentir la ciudad, escuchar lo que tiene guardado para nosotros, y es que si nos ponemos a analizarlo, existen instantes que quedan grabados en nuestra existencia, momentos que van mucho mas lejos que una foto impresa, colgada en una pared o en alguna página de un album, segundos que quedan grabados en la memoria para siempre.

Planea, haz tu lista de lugares que visitar e incluso un itinerario, pero cuando llegues, sin necesitarlo sabras a donde ir, la emoción dentro de ti te lo hará saber, escucha a la ciudad, cada calle, edificio, plaza o monumento, te ira guiando para que la conozcas mejor.

Viajar no es solo visitar los puntos turísticos o hacer buenas fotos, va mucho mas allá de eso, es caminar la ciudad, sentirla, escucharla, olerla y comerla, conocerla con cada uno de los sentidos. Llegar a conocer una ciudad significa perderse en ella para encontrarnos a nosotros, caminarla y leerla igual que un libro, en cada calle y cada edificio, paso por paso, descubriendo huellas y ruinas que a su vez contienen un código por descifrar.

IMG_2871.jpg

Toda ciudad tendrá museos, monumentos, visitas guiadas y tours, pero todo eso nunca se acercara a lo que es en verdad estar en una ciudad, sentir toda esa vida que guarda cada esquina, esa magia del arte callejero, y esos momentos en donde una plaza pasa a convertirse en escenario, esas calles mas pequeñas, quizá sin tanta gente ni aparadores iluminados, sino simplemente calles escondidas, con menos turistas y mas locales, casas y algunos restaurantes no tan llamativos, eso es lo que hace a una ciudad mágica, esos rincones con los que nos topamos sin planearlo, que quizá no estamos seguros en donde se encuentran en el mapa, pero eso es lo nos hace darnos cuenta que el viaje valió la pena.

IMG_0357.jpg-A

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.