Via Via Café (Valparaíso)

27/03/16

No suelo ir a Cerro Alegre o Concepción a comer (aunque igual me gustaría ir más), pues los precios que se cobran por ahí son más elevados a los que pretendo por lo general gastar. Para variar un poco, decidí dejar en casa mi mano de guagua, alenté a Raúl a que se sumara a mi gana  para entregarnos a la parte “turística y gastronómica” de Valpo. Dentro de las opciones que había cachado por allí y por allá, donde al parecer no era taaaaan rotundamente caro estaba el “Via Via Café” (Almirante Montt # 217).

8452a5ee-7ebb-4feb-8ec8-00b4ea1e8f83

Las veces que había pasado por fuera, por el paseo Dimallow (por donde también se puede ingresar) y miraba la pizarrita del menú, siempre leía que había alguna opción vegetariana. En el día de hoy no era el caso 🙁 . No importa, igual entramos, ya que en la carta también salían otras opciones. En mi caso, que soy la “mañosa y difícil” opté por el plato vegetariano que consistía en: croquetas de verduras con salsa del chef con panache de verduras y arroz ($7500) más una botellita de cerveza Leffe ($2500).

A ver… por el precio, el plato me pareció algo sencillo, fácil de hacer en casa, ahí me tiritó el mentón. Las croquetas eran de soya y las encontré muy saladas, pero sabían bien de cierto modo, sin embargo a  mí me da una picazón en la lengua de  “SAL EXCESO DETECTO” y molesta un poco.  El panache era un salteado de tiritas de pimentones de colores y zapallo italiano, rico, el arroz estaba graneado, normal y la salsa era en base a crema de leche con un toque cítrico (por lo tanto este plato, pucha! no es APV). Al final, a pesar de la simpleza del plato, funcionaba bien y quedé con la guatita llena (en eso ayudó la chelita claro).  Por otro lado, la cerveza Leffe, de nacionalidad belga (el restaurant en sí se especializa en traer cervezas de ese país) me pareció exquisita. Era de tipo rubia, de 6,6 % alc/vol, bien dulce (de hecho en los ingredientes leí que llevaba azúcar), suave con dejo frutal. Súper buena.

En síntesis, a pesar de los valores $, sencillez de los platos, tamaño regular pequeño, quedamos satisfechos, pues el lugar es bien agradable, hay para sentarse adentro o en la terraza, bonita decoración en su interior, bien atendidos, eso al final es lo que suma y no resta. Fue una buena experiencia y quedamos con ganas de volver, pero para comer alguna tablita vegetariana con su cervecita en un anochecer fifí romántico <3 .

Category: Lugares
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.