#ViajandoAndo: Día 1 – London.

Jelou pipol… Les traigo la novedad de que los saludo en inglés porque me encuentro en Londres, exactamente les escribo desde el distrito de Notting Hill.

Talvez te preguntarás ¿cómo porque me interesa saber dónde estás? Es más hasta has de pensar que soy un presumido. Pero no! Dame chance de explicarte porque deberías de leer este blog – bueno, no tienes que.

Desde noviembre del 2015 me contactaron de una organización para colaborar con ellos en un proyecto digital y desde que tuvimos la primera reunión en la Ciudad de México, me comentaron que querían que viniera a Londres a empaparme de su cultura y lifestyle. Todo diciembre y enero fue un batallar y la verdad creí que por una u otra razón el viaje  nunca se iba a llevar a cabo, cuando no era un seguro civil, era el pasaporte, etc. Para serles honesto, ya me había hecho de la idea de que no iría a Londres. ¡La “realidad” me decía que no viajaría!

Pasaron los días y las cosas fueron arreglándose; mi sueño de conocer Londres comenzaba a tomar forma. La mayoría de las veces los hechos pueden mostrarte una “realidad” pero he descubierto que en la vida hay que caminar por fe y no por vista.

Para no hacerles el cuento largo, todo salió tan bien que aquí estoy: sentado en una mesa en mi pequeña habitación en el hostal Bowden Court.

Antes de abordar mi avión a Londres, dos de mis mejores amigos (Eli y Esaú) fueron a despedirme al aeropuerto. Justo antes de hacer check-in Eli, me dio una cajita en donde se encuentra un gran tesoro – por lo menos para mí. Su instrucción fue:

  • ¡No abras la caja hasta que estés en el avión!

Moría por abrirla, pero mi fuerza de voluntad solamente me alcanzo para esperar abrirla hasta llegar a la sala de espera del aeropuerto.  Dentro de la caja existen muchos tesoros dentro de 22 sobres. Las instrucciones fueron que cada día debo de abrir un sobre y encontrar el tesoro guardado. Y el objetivo de este gran detalle, es el de poder sentir el amor y cariño de las personas que están ahí conmigo, día a día. Cada vez que me tenga homesick, pueda recurrir a esta caja de tesoros y recordar que hay gente que me quiere, que ora por mí, que se interesa por mí, que se deja inspirar por mí, que me inspira, que me hace una mejor persona.

12695927_10156378425815276_1287703221_n

A lo largo de mi viaje a Londres, estaré escribiendo un blog diario de lo que vivo, de lo que pienso, de lo que más llame mi atención. Y así poder compartir con ustedes más de lo que soy, pero sobretodo de lo que Dios hace en mí y a través de mí.

Hoy 08 de febrero del 2016 que fue mi primer día en Londres, después de haber viajado en el Underground (metro), ver en vivo y a todo color los típicos buses dobles de Londres, sentir el frio londinense, conocer personas de Bolivia, España  y hasta tomarte una foto en una emblemática cabina rojas de teléfono; sólo puedo quedar a la expectativa de lo que Dios tiene preparado para mí por un mes en Londres. ¡Aguas! Dije a la expectativa, es decir, con una amplia capacidad de asombro de las bondades de Dios. ¡Con CERO expectativas!

Esto sólo es el primer día de una gran aventura que comienza. Y por lo pronto ya tengo exhortaciones recomendaciones de mi mejor amigo para lo que llamaré: “Mi London Bucketlist”.

  • Degustar comida típica de Londres.
  • Ir a un pub y ver un partido de soccer inglés, con todo y cerveza (para registrar qué tan hinchas son aquí en Londres).
  • Visitar una biblioteca.
  • Ir a MUCHOS museos.
  • Vivir cada momento al máximo. Procurar vivir las cosas en vivo y no a través de una pantalla.
  • Darme cuenta de las personas que son importantes en mi vida, aprender a valorarlas y atreverme a decir: “Te extraño”.

Seguramente se van a ir sumando más puntos a la lista. Por lo pronto, no me queda otra más que disfrutar al máximo. Seguir creyendo en las promesas de Dios, pues Él sólo tiene planes de bienestar para cada uno de nosotros.

Me despido porque aquí en Londres ya es casi media noche y tengo que descansar. Pero quiero recordarte lo siguiente:

Confía tus sueños en Dios, cree que puedes alcanzar aquello que es “imposible”. Lo único que tienes hacer es dar un paso de fe.

Nos leemos mañana… si tienes más sugerencias o algún comentario, no dudes en contactarme.

 

See your later alligator 🙂

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.