World of Warships – No sigan estos consejos: Cruceros

Ya está aquí la última entrega de No sigan estos consejos, para que puedan leer entre líneas cómo (no) jugar con la clase más diversa del juego: los cruceros.

Los cruceros tienen todo tipo de formas y tamaños, y la discusión sobre cómo jugar con ellos no tiene fin. ¿Exponerse al fuego enemigo y atacar un flanco expuesto? ¿Relegarse a un papel de apoyo cuando se juega con un nivel más bajo? ¿Y si llevan torpedos? ¿Y si no? Las variaciones sobre estas hipótesis tienen tantas soluciones como agua hay en el mar. ¡Prepárense para leer entre líneas todos los malos consejos que os damos!

Mal consejo: Todos los cruceros son iguales y se juegan igual

Los cruceros son los barcos de guerra más variados de World of Warships. Muchas veces se los concibe como buques multiclase: no llegan a ser un acorazado mastodóntico ni un destructor veloz; algunos incluso tienen aviones, como si fueran una especie de portaaviones. Todos los cruceros tienen armamento primario y, algunos, secundario, pero cada uno dispone de su propia combinación de cañones antiaéreos, torpedos o aviones propulsados, y dicha configuración afectará drásticamente a la capacidad de cumplir sus objetivos.

Si llevan torpedos, querrán tener la oportunidad de usarlos en algún momento. Si no es así, o si tenéis pocos puntos de vida y un blindaje débil, quizá quieran mantener las distancias. ¿Tienen un buen surtido de cañones antiaéreos? Se pueden plantear proteger a aliados menos equipados para aunar fuerzas y sincronizar esfuerzos.

Tómense un minuto para considerar los puntos fuertes de su barco individualmente, luego jueguen; no os decimos más.


Recuerden que pueden utilizar la opción disponible en la barra de la parte inferior del vídeo para seleccionar los subtítulos en español.
 
Mal consejo: Los cruceros tienen todas las herramientas que necesitan para completar una misión, son la mejor clase para hacer de lobo solitario. ¡Vaya que sí!

Pues no. Va a ser que no. World of Warships es un juego de equipo. No dejen que una configuración impresionante os engañe y os haga pensar que pueden ganar la partida ustedes solos. De hecho, tienen muchas más posibilidades de perderla si tratan de enfrentarse a un objetivo en solitario.

Formar una flotilla que incluya un crucero no es solo una buena idea desde el punto de vista ofensivo (al sumar el elevado número de impactos de un acorazado, la salva de torpedos de un destructor y el bombardeo constante que ofrecen la mayoría de los cruceros), sino también desde el punto de vista defensivo. La mayoría de los cruceros tienen una gran capacidad antiaérea y, por tanto, son muy apropiados para proteger a los acorazados contra los ataques de bombarderos.

Mal consejo: Los acorazados son grandes y poderosos, así que pueden cuidarse solos… y también ocuparse de los aviones… ¿Qué aviones?

Un solo barco equipado con cañones antiaéreos puede acribillar a un grupo de aviones, quizá derribar un aparato o dos si el portaaviones es descuidado, pero si agrupan dos o tres buques en un área, crearán una barrera que a las aeronaves enemigas ni se les pasará por la cabeza atravesar.

Además, si al enemigo se le presenta un grupo de objetivos (su pequeña flotilla), es mucho más probable que repartan el daño entre todos antes de percatarse de la verdadera amenaza. Si se lanzan solos contra el enemigo, se lo estarán poniendo fácil: ¡disparen a ese loco!

Mal consejo: Los cruceros tienen la mayor cadencia de tiro, así que dispararán proyectiles como si no hubiera un mañana contra la primera cosa que vean.

Es verdad que los cruceros tienen la mayor cadencia de tiro de entre todas las clases, especialmente cuando se considera el número de casamatas con que cuentan. Pero una priorización apropiada de los objetivos dará mejores resultados que conformarse con hacer clic en la tecla de disparo contra lo primero que se mueva.

Probablemente vais a estar un montón de tiempo en el modo zoom, mirando por el visor a la búsqueda de enemigos, y es muy fácil que se produzca un efecto de visión en túnel. Se obcecarán con el primer enemigo que pase por delante y ni siquiera advertirán que hay mejores objetivos con solo girar unos pocos grados desde donde estén mirando. ¡No sean esa clase de capitán!

Si solo tienen un objetivo a su alcance, claro que pueden desatar un “clicapocalipsis” y que la suerte decida. Pero si tienen más de un objetivo para escoger, céntrense en la amenaza más peligrosa y que más rápido puedan despachar. Un crucero con la mitad de puntos de vida puede considerarse un objetivo más apropiado que un acorazado con la vida al completo que también esté a tiro. Aunque el acorazado pueda suponer una “amenaza mayor”, os llevará más tiempo enviarlo a las profundidades. Asimismo, un destructor que esté muy cerca tiene prioridad sobre un portaaviones que avanza lentamente en la distancia. El destructor es demasiado mortífero a corta distancia como para ignorarlo.

319F51BC7

Esto ha sido todo en esta edición de No sigan estos consejos. ¿Se han enterado bien? Conozcan la configuración de su crucero y jueguen con sus puntos fuertes, ir en solitario es ir a ninguna parte, y hay que utilizar esa fantástica cadencia de tiro y la gran velocidad de las torretas para centrarse siempre en disparar al mejor objetivo.

Grieta hacia abajo (mejorada)

Artículo de World of Warships Europa
Category: Cruceros
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.