Wroclaw, qué visitar

Permitirme que haya faltado a mi cita semanal con este blog pero he estado de nuevo por Polonia, recordando algunos de los increíbles lugares que ví durante el tiempo en que viví allí. En esta ocasión, lo he hecho acompañada de Juanjo, el que me empujó en gran medida a volver después de dos años y, en concreto, en estas épocas prenavideñas movido por el auge que están teniendo los mercados navideños en todo el mundo y, en especial, por lo que yo le había contado sobre el mercado navideño de Wroclaw. Ha sido una semana y tres destinos, Wroclaw, Varsovia y Cracovia, un 3 en 1 de toda la vida.

Así que he decidido hacer un post para recomendarte los mejores lugares a visitar en cada una de estas tres ciudades. En esta ocasión voy a hablar de Wroclaw, la ciudad donde viví durante 6 meses. Te enamorará.

Wroclaw es una ciudad polaca de 640.000 habitantes situada al sureste del país. Muy relacionada con el río Odra, pues la atraviesa dando lugar a islas que en realidad no lo son porque están unidas a través de puentes sobre los que hablaré a lo largo de este post. Wroclaw es una ciudad importante desde antes de la IIGM cuando ya contaba con protagonismo en el sector industrial. En la actualidad, es uno de los destinos más frecuentados del país y tiene gran importancia en el ámbito educativo al recibir un gran número de estudiantes extranjeros en sus universidades lo que la convierte en una ciudad muy joven y animada.

Para empezar nos vamos a pleno centro histórico de Wroclaw, Rynek. La Rynek de Wroclaw (digo esto porque Rynek es el nombre que se le suele a dar en Polonia a la típica plaza del mercado que hay en todas las ciudades) es una bella plaza rodeada de casas de estilo renacentista y barroco pintadas en tonos pastel que fueron restauradas después de la IIGM donde también se encuentra el ayuntamiento (imagen superior izquierda).

A partir de finales de noviembre se instala en Rynek el mercado navideño que, desde mi punto de vista, es el más bonito de los tres que he visitado. En este tipo de mercados se pueden encontrar puestos de chocolate y vino caliente, carne, sopas, guisos y dulces típicos, adornos navideños (algunos elaborados artesanalmente), souvenirs, prendas de abrigo, joyas de ámbar (piedra típica del país) y un largo etcétera que forman una oferta que destaca, en mi opinión, muy por encima de los mercados navideños que encontramos en España.

Muy cerca de Rynek nos encontramos con la Iglesia de Santa Isabel (Kosciol Sw. Elzbiety) y las casitas llamadas coloquialmente, Hansel y Gretel.

Como ya he dicho, Wroclaw está atravesada por el río Odra formando islas que en realidad no lo son debido a la construcción de puentes que las unen. Uno de esos puentes es el Most Tumski que nos lleva de la Isla de Arena (Wyspa Piasek) a Ostrów Tumski, donde podemos ver maravillas como la Catedral de San Juan Bautista (Katedra Sw. Jana Chrzciciela). 

Una de las atracciones más interesantes con la que me encontré fue con el Jardín Japonés (Ogród japonski). Este jardín es un jardín botánico que incluye especies vegetales de todo el mundo y un gran estanque diseñado al más puro estilo japonés. Es un lugar precioso que está abierto desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre. Las entradas se compran allí mismo. Para más información, puedes visitar su web (polaco).16293_10201693973486768_1116064249_n

Otro lugar emblemático de Wroclaw es el zoo, uno de los más antiguos de Europa pues se inauguró en 1865.

 

Un consejo…

A pesar de que el zoo se encuentra abierto todo el año, te recomiendo visitarlo antes de que empiece el frío (entre finales de octubre y principios de noviembre) ya que aquellas especies animales menos acostumbradas a él se suelen proteger en sus casas y no se les puede ver.

Justo en frente del zoo se encuentra Hala Stulecia, un edificio de eventos y celebraciones que se mandó a construir durante la IGM. En él, se celebró en su día la victoria de Prusia sobre Napoleón y fue declarado uno de los mayores logros arquitectónicos del siglo XX en 2006 por la UNESCO.

Además, delante de su entrada se encuentra El Iglica, un monumento de 96 metros de altura en forma de aguja que fue construido por los comunistas polacos en 1948 para celebrar la recuperación de los territorios perdidos tras la IIGM.

Hala Stulecia es un magnífico lugar para pasear durante las tardes de Sol pues cuenta con un paisaje perfecto con un estanque grandísimo.20131026_142921

Además, por la noche se celebra un show de luces en el estanque. Es precioso, parecido al que se celebra en Isla Mágica pero a lo grande. Aquí te dejo un vídeo que, a pesar de mostrar el show al completo, solo será un ápice de lo que significar verlo en directo.

Y, por último, para aquellos con menos reparo, el cementerio judío de Wroclaw es un lugar encantador que podría ser fácilmente escenario de alguna película. A pesar de que sigue llevando a cabo la función principal de un cementerio, el diseño de sus tumbas y panteones combinados con la vegetación hacen que sea un atractivo turístico más de la ciudad.

¿Y para comer? Chatka, un pequeño restaurante de comida polaca situado en la calle  Odrzańska, 7 (justo al lado de la Iglesia de Santa Isabel de la que hablé antes). Sugerencia: Sopa de queso.

¿Y para dormir? En las dos ocasiones en que he dormido en hoteles en Wroclaw no he tenido una experiencia lo suficiente buena como para recomendarla. Así, que voy a dejar de recomendarte Absynt Hostel por sus incómodas camas y su falta de agua caliente en algunas plantas y Wrocławski Kompleks Szkoleniowy (polaco) por su falta de Wi-Fi y de recepción 24 horas a pesar de ponerlo como un servicio en Booking.

En fin, espero que con este entrante te hayan entrado ganas de visitar esta magnífica ciudad. Hay muchísimo más a parte de esto por eso creo que unos 3 días para verla completamente es suficiente. Finalmente, si tienes cualquier pregunta, no dudes en hacérmela. Por aquí estaré.

Un saludo con pierogis.

Datos importantes para el turista

Oficina de turismo: Rynek, 14

Moneda: Zloty polaco (PLN) (ver tipo de cambio actualizado aquí)

Aeropuerto: Aeropuerto de Breslavia-Copérnico (WRO)

  • Transporte:
  • Bus: Líneas 406 y 249 (noche).
    • Precio ticket: 2,40PLN/trayecto.
  • Taxi: Hay varias compañías de taxi en la puerta del aeropuerto. Recomiendo prefijar un precio con el taxista antes de empezar la carrera. Tarifa orientativa: 70PLN.

Apps que no te pueden faltar:

  • Jakdojade: Aplicación útil en toda Polonia que te da las mejores combinaciones de transporte público para ir de un punto A a un punto B al minuto.
Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.